Adiós a los priístas vividores del sistema

Pachuca, HGO.

Dic 15, 2017

A Criterio de

Adiós a los priístas vividores del sistema

En la Cámara de Diputados y el Senado hay un buen número de distinguidos priístas que llegaron al Congreso por la vía plurinominal

Waterford, Irlanda.- El secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), Carlos Romero Deschamps, supuestamente se ha hacho rico trabajando de líder sindical. Son célebres las fotos que una de sus hijas subió a Facebook para presumir sus viajes alrededor del mundo en avión privado y hace algunas semanas circuló en redes sociales un video en donde un individuo que algunos identifican como su hijo aborda, en el principado de Mónaco, un automóvil valuado en más de un millón de dólares. También se han difundido fotos del defensor de los trabajadores de Pemex luciendo en su regordeta muñeca relojes que en el mercado cuestan cientos de miles de pesos.
Carlos Salinas de Gortari lo hizo secretario general del STPRM en 1993 y desde entonces a la fecha ha manejado al sindicato y sus recursos económicos y materiales como si se trataran de sus bienes personales.
Priísta desde 1961, cuando tenía 18 años, ha logrado ser legislador cinco veces y siempre por la vía plurinominal o de representación proporcional. Es decir que nunca ha tenido que realizar el menor esfuerzo para tratar de ganar una elección.
Ha sido diputado tres veces (1979-1982, 1991-1994 y 2000-2003) y dos veces senador (1994-2000 y 2012-2018), lo que significa que ha gozado del indebido fuero legislativo durante 21 años y de manera ininterrumpida desde 1991.
Es muy probable que este individuo indebidamente rico estaba desde ahora suponiendo que a partir del 1 de septiembre de 2018 sería nuevamente diputado para poder seguir haciendo de las suyas bajo el manto protector del fuero legislativo.
Si Romero Deschamps tenía lo anterior entre sus planes deberá cancelarlo porque la mayoría de los delegados que participan en la Mesa Nacional de Estatutos de su partido votó ayer que un priísta “sólo puede ser plurinominal en una elección y en la inmediata posterior deberá competir por el principio de mayoría relativa”. O sea, que los priístas eliminaron la figura del candidato chapulín que tanto benefició al líder petrolero y tantos más.
En la Cámara de Diputados y el Senado hay un buen número de distinguidos priístas que llegaron al Congreso por la vía plurinominal o por ser parte de una lista nacional o haber quedado en segundo lugar en una elección. Algunos son serios y responsables; otros, como Romero Deschamps, son unos verdaderos vividores del sistema. Si la Asamblea Nacional del PRI ratifica lo que ayer decidió la Mesa Nacional de Estatutos aquellos que quieran ser nuevamente legisladores federales o locales en 2018 deberán hacer campañas proselitistas, someterse a escrutinio de los votantes y tratar de ganar la mayoría de los votos el día de la elección.
Ojalá este cambio en los estatutos se apruebe definitivamente para que le podemos decir adiós a muchos priístas vividores del sistema.

Edición Impresa

Criterio Hidalgo

Ver edición impresa

Ver más