Carnes y silencios

Pachuca, HGO.

Nov 19, 2017

A Criterio de
Marco Moreno

Carnes y silencios

Ni Sagarpa, ni Sedagro han levantado la voz sobre el tema, pareciera que no se dieron cuenta de la socialización del estudio de la UNAM.

De inmediato la Copreshi, salió a decir que hay una norma que permite la venta de carne de caballo, además, existen rastros tipo TIF que sacrifican equinos para su consumo. Solo falto que la Copreshi, dijera que no hiciéramos tanta alharaca por carnes que gustosos hemos consumido.

Reacción, por lo más, inadecuada frente a un estudio realizado por la UNAM, estudio serio que buscaba conocer sobre la comercialización de carne de caballo en varias ciudades, y la forma en que era usada para sustituir de manera fraudulenta carne de res con ella.

Inadecuada porque es claro que la Copreshi no entendió el eje del estudio, tampoco los resultados adicionales que de él se pueden desprender y que deberían, estos hallazgos adicionales, sobre los que la Copreshi debería opinar.

Es inadmisible, además, el silencio que sobre el tema han guardado instituciones como la Profeca, quien no ha señalado cuáles serán las medidas para evitar que se siga comercializando de manera fraudulenta el producto en diversos lugares de Pachuca.

Ni Sagarpa, ni Sedagro han levantado la voz sobre el tema, pareciera que no se dieron cuenta de la socialización del estudio de la UNAM o que no les importó, como tampoco le importó a la Copreshi que del estudio se desprenda que más del 50% de los locales en los que se comercializan productos cárnicos no reúne las condiciones de sanidad y seguridad para las personas que ahí compran.

Reacciones y silencios inadecuados que solo dejan entrever la incapacidad para ejercitar la acción de gobierno en algunas áreas de la administración pública, pero sobre todo, la incompetencia para buscar el bienestar de la gente que se gobierna.

});

Edición Impresa

Criterio

Ver edición impresa

Ver más