¿En verdad Corea del Norte es una amenaza?

Pachuca, HGO.

Dic 15, 2017

A Criterio de
Jorge Esqueda I México en el Mundo

¿En verdad Corea del Norte es una amenaza?

Tenemos que ver el tema a la luz de lo que sucede en esa región del mundo y bajo la idea de que para que haya una pelea, tiene que haber al menos dos rijosos.

De acuerdo a lo que nos han traído los medios de información, Corea del Norte es la más grave amenaza a la paz mundialy a la sobrevivencia de la especie, quizá sólo superada por el Estado Islámico ¿en verdad?

Tenemos que ver el tema a la luz de lo que sucede en esa región del mundo y bajo la idea de que para que haya una pelea, tiene que haber al menos dos rijosos.

La región que conforman la península de Corea más China y Japón con un segundo círculo de países cercanos como Filipinas o Vietnam, no es hoy en día una zona de volatilidad alta como por ejemplo el suroeste de la península arábiga donde está Yemen, pero acumula tensiones de todo tipo que si no se entienden y encauzan pueden llevar a situaciones muy peligrosas.

En los años recientes el motor de esas tensiones ha sido China, que rumbo a ser la primera potencia para 2050, invierte recursos a diestra y siniestra además de que ha reivindicado demandas marítimas que involucran a los países citados, las cuales concreta con la construcción de islas artificiales en un movimiento irritante para sus vecinos pues no espera el arbitraje internacional.

China hace gala de su estirpe comunista, que enriquece con nuevas ideas, por ejemplo las de su actual presidente XiJinping, consolidando el comunismo estilo chino. Corea del Norte es también comunista, con el modelo “clásico” que imperó en los dos últimos tercios del siglo pasado y que parece haber salido de la historia. En los hechos China es indispensable para Corea del Norte, pues sin ella difícilmente sobreviviría.
Beijing lo mismo es el principal socio comercial norcoreano, que lo defiende en el Consejo de seguridad, con el único apoyo de Rusia.

Pero no es una defensa solidaria hacia un camarada político e ideológico y socio comercial, sino porque Corea del Nortees una especie de elemento que le permite mostrar su músculo geopolítico, su capacidad de maniobra y hablar de tú a tú con el resto de potencias.

Es difícil afirmar que si China truena los dedos, Corea del Norte se deshace de sus programas nuclear y de misiles balísticos, pero sí que ambos difícilmente avanzarían sin la anuencia china.

Así como Corea del Norte encuentra en China a un buen aliado, también encuentra en Estados Unidos al rival perfecto, y más bajo la presidencia de Donald Trump, cuya retórica hace el “clinch” perfecto con la de Kim Jong-Un , el líder norcoreano.

De seguir trabados en esa retórica va a suceder que Corea del Norte siga fuera del marco internacional que regula las armas nucleares al mismo tiempo que avanza en el perfeccionamiento de una cabeza nuclear miniatura y del misil que lo lleve hasta Estados Unidos.

Ese desarrollo es el opuesto al de Irán, que sigue con sus programas nuclear y de misiles pero dentro del marco de las instituciones multilaterales, lo que da un cauce para evitar que se desborbe.

La pugna entre Estados Unidos y Corea del Norte es demasiado peligrosa como para dejarla crecer sin control institucional internacional. Se necesita que el mundo haga un esfuerzo y presione para un marco negociador que agreguenuevod jugadores y controle a los rijosos y, sobre todos, a sus armas.

Para México la situación es fundamental pues su zona noroccidental podría ser afectada si Kim cumple su amenaza de alcanzar la costa occidental estadunidense, aunque el último ensayo norcoreano parece haber mostrado que también es capaz de alcanzar la oriente, y aunque más alejada de nosotros, también nos afectaría.

La reciente expulsión del embajador norcoreano ante el gobierno mexicano, en este esquema, no parece haber sido la mejor decisión, pues no limó asperezas, que es lo que se necesita.

El cambio de gobierno ofrece una oportunidad para que México retome una sana distancia de Estados Unidos y recupere su papel de mayor autonomía y propuesta en los asuntos internacionales.

Edición Impresa

Criterio Hidalgo

Ver edición impresa

Ver más