Mañas y defectos del caballo

Pachuca, HGO.

Dic 13, 2017

A Criterio de
Anselmo Estrada Alburquerque | La inocente polvorita

Mañas y defectos del caballo

El autor refiere en la breve introducción de su libro que para escribir de propia mano los dichos y refranes, pasó largas horas de plática con los hombres de a caballo.

Durante el campeonato y congreso nacional charro que se lleva al cabo en la ciudad de Pachuca desde el día 11 del actual, con asistencia de más de 180 equipos de charros y amazonas (escaramuzas) de todo el país y Estados Unidos, se dará conocer el singular libro Dichos sobre el caballo charro mexicano, escrito por un pachuqueño, el profesor Bonfilio Salazar Mendoza.

Es indudable que la obra de nuestro paisano atraerá la atención de quienes participan en el congreso, tanto por el título, como por la escasez de este tipo de publicaciones.

El profesor Bonfilio Salazar, estudioso de las muchas disciplinas del quehacer intelectual desde antes de que concluyera la carrera magisterial a la que ha dedicado décadas de su vida, enfocó su atención en recopilar los dichos y refranes relacionados con el caballo, como quedó plasmado en la primera edición del libro Dichos sobre el caballo charro mexicano, aparecida hace 32 años, en 1985.

La obra inserta una interesante serie de denominaciones del caballo, entre algunas: cuaco, rocín, relingo, chalate, corcel, montura, potro, bestia, avío, equino, sardina, cabalgadura, jamelgo, cuatatán, flete, trotón, y bridón: corcel de guerra, mencionado en el Himno Nacional mexicano.

El autor refiere en la breve introducción de su libro que para escribir de propia mano los dichos y refranes, pasó largas horas de plática con los hombres de a caballo. Transcribió literalmente el lenguaje coloquial campirano, inscrito en los sabios retruécanos, comunicados de boca en boca, durante generaciones, en los medios rurales, con maliciosas rimas; versos que enlazan al caballo con el jinete.

Copio algunos, de las varias decenas que aparecen en el libro:

“Al colorado retinto, tiémplale la rienda como las cuerdas al requinto”; “caballo pinto, no vale ni quinto”; “caballo sabino, caballo ladino”; “caballo moro, ni de oro, pero si tiene la cabeza prieta vale un tesoro”.
Divierten las socarronas alusiones entre el caballo, las mujeres y los amigos; las menciones del caballo en las canciones y los corridos; en la poesía, en las rondas infantiles y las adivinanzas; en los rezos y en la Biblia.

Caballo cola parada, no es bueno pa’ la charreada.
Caballo de pobre, pobre caballo.
Caballo con anca de pollo, al hoyo.
El caballo que es malora, ni aunque lo monten los santos.
El que presta su caballo para torear y su mujer para bailar no tiene que reclamar.
Ni ¡ooo! tan corto, ni ¡arre! tan largo.
En la parte final se esconden los dichos y refranes picarescos bajo censura: (“Caballo blanco, sólo de lejos, porque montarlo, sólo los pendejos”. “Un muchacho en potro, un pendejo encima de otro”).

PACHUCA ES CABALLO…

Mucho de la recopilación la inició el profesor Salazar Mendoza en las décadas 1970-1980, durante las cuales tuvo auge la Feria del caballo, impulsada desde 1977 por el gobernador del estado de Hidalgo, licenciado Jorge Rojo Lugo.
La creatividad del maestro Salazar quedó manifiesta en el cartel de la Feria del caballo, simbolizándola con los dados del cubilete que le dan fama a Pachuca, porque “Pachuca es caballo”.
Persistente en el tema, el autor publicó el tomo Diccionario del color del caballo mexicano, de gran difusión, con una probable segunda edición en nuestros días.
El libro Dichos sobre el caballo charro mexicano será presentado por su autor el 23 del mes en curso, a las 17 horas, en el museo de la charrería del lienzo charro Cuna de la Charrería.

OTRAS FACETAS

Además de la innegable cultura que posee, el maestro Salazar Mendoza es ampliamente reconocido en los círculos sociales y políticos de Hidalgo. Entre sus múltiples tareas sobresale su constante apego para el renacimiento de la educación normalista, considerada en decaimiento. Promovió con los maestros Carolina Bocardo, Amalia González y Jaime Flores la creación del Grupo Renovador Normalista, al que se han adherido otros docentes de antiguas generaciones.

Asimismo, el profesor Bonfilio Salazar tiene tenaz presencia en la defensa de las costumbres y tradiciones; el respeto y la conservación de los monumentos y sitios históricos de la capital del estado, canalizados en la ardua labor que realizan los miembros del Comité Técnico para la Preservación y Conservación del Centro Histórico de Pachuca que él preside desde hace años.

Edición Impresa

Criterio Hidalgo

Ver edición impresa

Ver más