México, país de aprendices

Pachuca, HGO.

Oct 16, 2017

A Criterio de

México, país de aprendices

Ha habido, hay y habrá aprendices en todos los niveles burocráticos de nuestro país

Las declaraciones de Luis Videgaray, expresadas hace meses, al ser nombrado secretario de Relaciones Exteriores, en el sentido de que asumía tal encargo sin la experiencia requerida, pero que iba a “aprender a manejar esa dependencia” con el auxilio de sus colaboradores, fueron de escándalo, pero nada nuevo porque, efectivamente, México es un país de funcionarios y políticos aprendices.
Ha habido, hay y habrá aprendices en todos los niveles burocráticos de nuestro país cada vez que se renuevan los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Abarca desde la Presidencia de la República con el equipo del titular e incluye a todo el gabinete: en que se habilita a personajes con disímil preparación como secretarios de despacho, subsecretarios, directores generales y, en escala descendente hasta al barrendero que obtiene chamba por recomendaciones.
Eso mismo sucede con los senadores y diputados, muchos, improvisados que nada saben de leyes ni cómo se legisla. Por ello tienen que allegarse asesores, también imprevistos quienes, al igual que sus espontáneos jefes, aprenden sobre la marcha.
Aunque en el Poder Judicial se sobreentiende que despachan jurisconsultos avezados, se dan casos que, en la propia Suprema Corte de Justicia, uno de sus miembros es habilitado, de un día para otro, de embajador, amigo o compadre del presidente a ministro del supremo tribunal.
Y en los tribunales estatales, ni se diga: cualquier abogado, sin la experiencia que dictan las leyes orgánicas, es ascendido a juez penal o civil, al igual que en los puestos de menor rango.
Ha habido y habrá gobernadores de los estados que no saben ni pío de administración pública, que designan a un secretario general con colmillo burocrático y habilitan a sus cuates como tesoreros, secretarios de obras públicas, administradores y etcéteras.
Lo antes dicho lo hemos visto cada seis años en los planos federal y estatal; cada tres años en las 2, 450 presidencias municipales –y anoto el número de 2,450 porque fue la cifra que mencionó en su reciente visita al estado de Hidalgo el secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong.
En nuestra entidad, con la designación de mujeres a las candidaturas a los 84 ayuntamientos, se ha comprobado que en algunos municipios donde gobiernan las señoras, sus administraciones andan de cabeza debido a la impreparación, lo cual sucede también en otros con deficiente pluralidad administrativa, regidos por hombres investido por el PRI, PRD, PAN, PES, PT Y MC.

PAREJA EN EL PRI, PAREJA EN SEMARNAT
Tras dirigir como aprendiz el comité estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alberto Meléndez Apodaca, escogido hace algunos días delegado de la secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), repitió lo dicho por el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, pues reconoció que no es un especialista, pero que “aprende rápido”.
Los padrinos de don Alberto Meléndez, quien como presidente estatal del PRI tuvo como pareja neófita a la secretaria general Emilse Miranda, la repitieron como pareja primeriza en la Procuraduría Federal para Protección del Medio Ambiente (Profepa).

Más APRENDICES A LA VISTA
En los próximos meses, con los movimientos que habrá en secretarías del gobierno federal, porque algunos titulares serán candidatos a distintos puestos de elección popular, serán relevados por bisoños aprendices.
Idéntica dinámica realizarán los partidos políticos, sobre todo el prigobierno, que escogerá en todos los estados a sus candidatos a senadores y diputados federales, e igualmente a las diputaciones locales.
El año 2018 será de nuevas habilitaciones, novatos principiantes. Nada novedoso.
Vivimos en México, país de aprendices.

Edición Impresa

Criterio Hidalgo

Ver edición impresa

Ver más