Se dice...

Pachuca, HGO.

Oct 22, 2017

A Criterio de

Se dice...

Que el presidente municipal de Ixmiquilpan, Pascual Charrez

Que el presidente municipal de Ixmiquilpan, Pascual Charrez, a cuatro meses de haber asumido el cargo, ya perdió el piso, pues además de cerrar por algunos días las instalaciones de la alcaldía, se escabulle de sus representados utilizando una combi del servicio público de pasajeras y haciéndose acompañar de ocho personas que le sirven de guardaespaldas quienes ganan 400 pesos diarios cada uno con cargo a la nómina municipal. De esa manera, Pascual Charrez quiere pasar desapercibido, pero sus paisanos ya le cayeron de qué manera se desplaza por las comunidades y la cabecera para acelerar a la gente y seguir con acciones violentas que han mantenido al municipio en total desorden.
--
que a final de cuentas en Ixmiquilpan el que saldrá ganando será el exalcalde Juan Manuel Zúñiga, quien militó en el Partido de la Revolución Democrática y ahora pertenece a las filas de Morena. Los excesos de los hermanos Cipriano y Pascual Charrez Pedraza hicieron que estén perdiendo el control del municipio que por años han mantenido, pero que en esta ocasión, con motivo de las protestas contra el gasolinazo buena parte de sus huestes ya se les salió del control. Así que nada difícil que la debacle de los Charrez ya inició.
--
que por si fuera poco en otro municipio del Valle del Mezquital se presenta un conflicto con padres de familia en la escuela primaria Cuauhtémoc, de la comunidad de Amealco, Chapantongo, donde los inconformes reclaman que el profesor Mauricio Trejo Hernández, director de esa escuela y a la ves secretario municipal de ese ayuntamiento, no se presenta a laborar en su plaza de director del plantel educativo, pero sí cobra su sueldo cada quincena.
--
que dos bloqueos establecidos, uno en San Antonio Zaragoza, en San Salvador, y otro en Bocamiño, de Francisco I. Madero, con paso intermitente para automóviles particulares y transborde de pasajeros de combis y autobuses de transporte público, tienen muy molesta a la población por la escasez de productos alimenticios; incluso, ya se resiente el desabasto de combustibles, además del gasto y las dificultades para realizar traslados a sus centros de trabajo y escuelas. Los que bloquean utilizan unidades secuestradas de la Comisión Federal de Electricidad, pipas transportadoras de lácteos, autobuses de pasajeros; ahora sí que vuelven a vivir como antes ocurrió cuando existía la escuela normal de El Méxe.

Edición Impresa

Criterio Hidalgo

Ver edición impresa

Ver más