Home / A criterio de / Y a ellos, ¿quién los defiende?

Y a ellos, ¿quién los defiende?

Justo cuando el robo de combustible en Hidalgo se está convirtiendo en asunto de todos los días, cuando las camionetas con bidones aparecen calcinadas un día sí y otro también, cuando el enfrentamiento entre delincuentes y autoridades se hace más intenso y en ocasiones mortal, siempre hay algunos personajes que se la están rifando para intentar contenerlo.
Y es que el huachicoleo es cosa seria. En Puebla y Tlaxcala por ejemplo se han visto escenas en verdad preocupantes donde el robo es tan descarado que los delincuentes una vez que saquearon el hidrocarburo dejan que el derrame para que lleguen los vecinos y como limosna les dejen que se lleven algunas cubetas de gasolina o cualquier otro combustible que es transportado por los ductos, sin que les importe dejar contaminación y un potencial riesgo de explosión que pone en peligro a la comunidad.
Según datos de la Secretaria de Seguridad Pública se han localizado más de 700 tomas clandestinas de las cuales alrededor de 40 tuvieron derrame y 20 con incendio, con las implicaciones económicas y sociales que representa este delito tan redituable para los huachicoleros.
Y lo que ya se ha convertido en una práctica común donde hay doble saqueo, uno por los huachicoleros y otro por la comunidad que con el argumento de que el petróleo es de los mexicanos, entonces lo consienten y hasta lo justifican, lo cierto es que estos robos aún no llegan del todo a Hidalgo y digo que no del todo, porque también es cierto que en algunas comunidades ya se empieza a defender a los ordeñadores como si fuera una gracia, o los defienden porque en esas poblaciones marginadas donde el trabajo escasea, es el último recurso para conseguir una entrada económica.
En este jaloneo son los elementos de la Policía quienes se encuentran en medio. Algunas veces señalados, quizá con razón, porque la confianza es lo primero que se pierde.
Sin embargo, una gran mayoría de hombres y mujeres encargados de la seguridad, mal pagados, con horarios extenuantes, con una alimentación deficiente, muchos de ellos con problemas de obesidad, hipertensos -y no es para menos con los sustos que les ponen todos los días- y con el deseo de tener un mínimo reconocimiento, esos policías se enfrentan a los huachicoleros con más valor que armas, porque eso si hay que reconocer que los ordeñadores de ductos además de tener conocimientos altamente especializados en la ingeniería química, calificados para el manejo de ductos que transportan hidrocarburos, están bien organizados, porque no son cualquier, cualquiera, ¡no señor!.
Así que estos defensores de la seguridad y a los que todos maltratan, ningunean y hasta humillan cuando se enfrentan a juniors, políticos de poca monta, como dijera un exfuncionario de muy alto nivel en Hidalgo, y hasta mujeres influyentes que los amenazan con acusarlos con sus amorcitos si las infraccionan por conducir a lo pendejo, con todo y soportar a toda clase de personajes, además tienen que salir en chinga todos los días, (porque ya es cosa de diario) a perseguir a los huachicoleros que ya encontraron en dos regiones principalmente su zona de influencia.
Y qué decir de las humillaciones de que son víctimas los policías, por los defensores de los usos y costumbres y que en nombre de una “justicia a modo” pasan por encima de la autoridad y como la turba no entiende argumentos, los policías tienen que guardar cordura antes que atentar contra la población.
A todos esos hombres y mujeres integrantes de las corporaciones de policía en el estado habría que reconocerlos en serio y revisar si se cumplen los ofrecimientos de mejorar en algo sus condiciones laborales, para así garantizar que no traicionen sus principios.
Palabras más, palabras menos.
Aprovecho este espacio para desearles que el 2018 ahora si venga bien chingón.

 

Lee también

Se dice…

Que este jueves el presidente Enrique Peña Nieto visitará Hidalgo, estará presente en Huichapan, acompañado …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert: Content is protected !!