Coordenadas

 

Enrique Quintana

 

0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
La oportunidad de las manufacturas

jueves, 28 de junio de 2012
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
A ver si tras las campañas podemos empezar a discutir los asuntos sustanciales para el futuro de nuestra economía.

México tiene la oportunidad de convertirse en uno de los productores de manufacturas más importantes del mundo.

Y lo podría hacer en un plazo relativamente breve, siempre y cuando se aprovechen las oportunidades que se abren debido al crecimiento de los costos laborales en China.

El pasado 1 de junio le referí un análisis realizado por The Economist en torno a los principales problemas que enfrenta la expansión china.

Uno de los principales era, sin duda, el crecimiento del costo laboral en ese país.

Refería entonces un incremento de esos costos en al menos 20 por ciento en los 4 años previos.

Un informe de la Cepal confirma y les da sustento a esos señalamientos.

Los cálculos que hacen para el salario manufacturero chino señalan que el costo laboral unitario por hora pasó de 70 centavos de dólar en 2002 a 2.40 dólares en este año.

En contraste, en México, el nivel para el 2002 era de 2.1 dólares y el de este año es de 2.2 dólares.

No sólo ya es más cara la mano de obra de China sino que la tendencia es claramente alcista.

En los últimos 5 años, su crecimiento en China fue de 84 por ciento, mientras que en México no hubo crecimiento.

Este comportamiento tiene dos caras.

La positiva es que el atractivo de nuestro País para las industrias manufactureras ha crecido de manera muy importante, sobre la base de que no hay incrementos significativos en los costos laborales.

La negativa es que mientras la demanda de mano de obra adicional en China en el sector manufacturero ha propiciado esta inflación de salarios, en México no ha existido una demanda tal que a nivel nacional empuje hacia arriba las remuneraciones.

La explicación es que mientras hay sectores que tienen crecimiento espectacular, como el aeronáutico o el automotriz, hay otros, como el textil o el de alimentos, que o han crecido muy poco o incluso han decrecido.

Por ejemplo, en un lustro, el número de trabajadores asegurados en el IMSS en el sector de las manufacturas crecieron en sólo 4 por ciento, al pasar de 3.95 millones en mayo de 2007 a 4.11 en el mismo mes de este año.

El hecho, sin embargo, es que ahora los costos laborales pueden ser un gancho para propiciar muchas inversiones, no sólo extranjeras sino también locales.

El tema de fondo es que no basta con tener salarios más bajos que en otras partes.

La posibilidad de atraer inversiones pasa por tener una infraestructura adecuada, que no encarezca luego lo que la mano de obra abarató. Un ambiente de seguridad que no exija hacer inversiones en la materia que también encarezcan la operación.

Una seguridad jurídica que permita darles certeza a los proyectos.

Y quizás uno de los factores más importantes es contar con otros insumos también a precio competitivo, como la energía o el crédito.

Las campañas electorales terminaron y esperemos que pronto se resuelvan las incógnitas en materia política.

Ojalá pronto podamos pasar a discutir lo que verdaderamente importa que, a mi juicio, es lo que prácticamente no se discutió en los pasados tres meses, que es el detalle de los proyectos para mejorar la competitividad del País, el empleo y el ingreso de las personas.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion