0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Rompe con el de Venezuela, nuevo gobierno paraguayo

El gobierno del presidente paraguayo, Federico Franco, dispuso ayer el retiro de su embajador en Venezuela, Augusto Ocampos Caballero, y declaró persona no grata al representante diplomático venezolano en Asunción, José Arrúe.
jueves, 5 de julio de 2012
Por: Notimex | Asunción
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font

El gobierno del presidente paraguayo, Federico Franco, dispuso ayer el retiro de su embajador en Venezuela, Augusto Ocampos Caballero, y declaró persona no grata al representante diplomático venezolano en Asunción, José Arrúe.

Con esta medida se oficializó la ruptura de relaciones diplomáticas entre los dos países sudamericanos como efecto de la destitución del presidente Fernando Lugo, el 22 de junio pasado, y la reciente sanción a Paraguay en el Mercosur y la Unasur.

Un comunicado de la cancillería paraguaya justificó este miércoles ambas decisiones “ante las graves evidencias de intervención por parte de funcionarios de la República Bolivariana de Venezuela en asuntos internos de la República del Paraguay”.

El texto precisó que, en conformidad con lo previsto en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, el Estado paraguayo declara “persona non grata” al embajador venezolano Arrúe de Pablo, quien no se encuentra en Paraguay.

Fuentes del Ministerio de Rela-ciones Exteriores precisaron este miércoles que la siguiente medida sería la expulsión de este país de los militares venezolanos acreditados ante el gobierno paraguayo.

Las autoridades paraguayas denunciaron una supuesta injerencia en asuntos internos del canciller de Venezuela, Nicolás Maduro, a quien el Ejecutivo acusó de haber incitado a militares paraguayos para que resistieran la destitución de Lugo.

La ministra de De-fensa, María Liz García, basada en testimonios de altos mandos castrenses, acusó a Maduro de pedir la sublevación militar el 22 junio pasado, en momentos en que el Parlamento realizaba el juicio político que terminó con el cese de Lugo.Maduro y otros cancilleres de la Unasur habían llegado a Asunción, antes de la destitución de Lugo.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion