0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Tres millones

lunes, 16 de julio de 2012
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Una mujer que lucía un escote más que pronunciado llegó al lobby bar de un hotel y se sentó de golpe en uno de los banquillos de la barra. A las claras se veía que no era ése el primer bar que visitaba aquella noche: estaba ya algo achispada. Tartajeando le ordenó al cantinero: “Pacman: dame una chela, a ver si se me pasa este ardor de pecho que acabo de sentir”.”Señora -respondió el cantinero con mucha cortesía-, ¿me permite usted que le diga tres cosas?”. “¿Qué tres cosas?” -farfulló la mujer. Responde el cantinero: “Primera: no se dice ‘pacman’, sino ‘barman’. Segunda: aquí no se dice ‘chela’, se dice ‘cerveza’. Y tercera: el ardor que siente usted en el pecho no se le va a quitar mientras no saque la bubis del cenicero”... Llegó un cliente al restorán y le pidió a Babalucas: “Tráeme un café. Negro, por favor; sin crema”. Contesta Babalucas: “Se lo voy a traer sin leche, porque la crema ya se nos acabó”... Bustolina Grandchichier, joven mujer de mucha pechonalidad, iba en el Metro. Un señor no quitaba la vista de los prominentes encantos pectorales que eran su atributo principal. “¿Qué me ve?” -le reclamó irritada Bustolina. “Nada, señorita -respondió el caballero-. Me estaba compadeciendo de los botones de su blusa. Pobrecitos: tan pequeños que son, y tan enormes y pesadas responsabilidades que deben aguantar”... El señor y su esposa se jactaban de ser muy modernos y sofisticados. Ambos cumplieron 60 años de edad el mismo mes, y decidieron tomarse unas vacaciones cada uno por su lado. A la semana el señor llamó por teléfono a su esposa. “¡La estoy pasando en grande, Burcelaga! -le anunció-. ¡Me encontré una muchacha de 30 años, y me ha ido fabulosamente con ella!”. “Yo también me hallé un muchacho de 30 años -responde la señora-, y apostaría a que la estoy pasando mejor que tú”. ¿”Por qué crees eso?” -se amoscó el señor. “Simples matemáticas, mi vida -responde ella-. 30 entra dos veces en 60, y, por lo que sé, 60 no puede entrar en 30”... No sé si me equivoco, en cuyo caso agradeceré a mis cuatro lectores que me lo hagan saber, pero advierto que un sector importante de la izquierda ha tomado ya distancia de López Obrador. Claro que todavía hay quienes están absolutamente convencidos de que a AMLO le robaron otra vez la elección. Desde luego 3 millones de votos hacen que sea muy difícil comprobar esa creencia, pero ya se sabe: los fanatismos políticos suelen ser tan vehementes -y de tan corta vista- como los fanatismos religiosos. A menos que se produzca un cataclismo todo indica que las impugnaciones que se presentarán en torno de la elección presidencial no traerán consigo su anulación, y que sus efectos no pasarán de la aplicación de sanciones pecuniarias. Eso lo entiende bien el sector moderado de la izquierda, quiero decir la izquierda democrática, frente a la cual se abre un futuro promisorio que ningún empecinamiento o extremismo debería poner en riesgo. En la democracia se pierde y se gana, obvio es decirlo. Hay tiempo de tirar cohetes y tiempo de recoger varas. Ningún triunfo es definitivo, y ninguna derrota es para siempre. Dígalo si no el PRI, partido al que los electores condenaron a estar 12 años en la banca, y al que han llamado de nuevo, al parecer por decepción del PAN y por miedo de lo que podía hacer Lopez Obrador, quien en seis años de campaña no logró disipar los temores que sembró en 2006, con todo y sus tardías predicaciones de la República Amorosa, sus alianzas con poderosos empresarios y sus ofrecimientos de civilidad, que otra vez han quedado desmentidos ya. Uno de mis mayores defectos, entre los muchos y muy grandes que tengo, es el optimismo. Soy cándido, lo reconozco, pero prefiero pecar de iluso que de pesimista, porque los pesimistas suelen padecer gastritis crónica, dispepsia y males innombrables en partes que no viene al caso mencionar ahora. Con ese optimismo, quizá ingenuo pero que me conserva el apetito y el buen sueño, diré que a mi parecer los mexicanos vamos avanzando, siquiera sea penosamente, cayendo y levantando, en el recién estrenado camino de la democracia. Tomando en cuenta que el ejercicio democrático es todavía para nosotros una novedad, no lo estamos haciendo tan mal. Perseveremos en ese camino, perfeccionemos nuestra libertad y procuremos -sobre todo- la justicia. Si eso hacemos, y si nos educamos mejor y trabajamos más, todo lo demás se nos dará por añadidura... FIN.

 

Comentarios

  • ya
    por ELECTOR, 16/07/2012 15:41
    DesaprueboApruebo
    +0

    ya parenle el pege perdio por mas de 3 millones de votos y los 15 que votaron por el no son mayoria dentro de los 50 que votaron menos del total de los mexicanos Y EL PEGE NO ES HONESTO EN NINGUN PUNTO POR LO QUE NO MERECE TENER SEGUIDORES ACEPTENLO VAN A MADREAR NUEVAMENTE A LOS QUE NO PERTENECEMOS A SU VIOLENTA MINORIA, SUS APARTIDISTA 132 SE REUNIRAN EN TEZONTEPEC FAMOSO BASTION PERREDISTA QUE HERMOSA CASUALIDAD, EN DONDE ESTA EL IFE.

  • caton me decepcionas
    por peje presidente, 16/07/2012 14:29
    DesaprueboApruebo
    +0

    USTEDES COMO PERIODISTAS DECEPCIONAN AL ELECTORADO SIN SABER LAS LEYES DEL IFE PORQUE DAN POR HECHO QUE SOLAMENTE HABRA SANCIONES PECUNARIAS PORQUE NO DICEN QUE SI SE COMPRUEBA EL FRAUDE LAS ELECCIONES SE ANULAN.

    ME EXTRAÑA DE TI MR CATON QUE DIJISTE ALGUNA VEZ O COLOSIO MATA AL PRI O EL PRI MATA A COLOSIO.

    ESTA VEZ LA DEMOCRACIA NO MATO AL PRI SINO EL PRI MATO A LA DEMOCRACIA. ESPERO EQUIVOCARME DURANTE LOS PROXIMOS 6 AÑOS POR EL BIEN DE LOS JOVENES.

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion