Coordenadas

 

Enrique Quintana

 

0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
La SCT, a tambor batiente

viernes, 10 de agosto de 2012
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font

Pareciera que la SCT quiere terminar el sexenio a tambor batiente.

En esta semana desatoró dos temas que llevaban años arrastrándose. Uno, el de la banda de 2.5 GHz, y el otro, el de Mexicana.

¿Qué implicaciones habrá en cada caso?

Las más inmediatas corresponden a Mexicana. Aunque la decisión de cambiar al juez vino de la Judicatura, como le habíamos adelantado en este espacio, en realidad se detonó por las quejas de varios acreedores que tienen como cabeza de sector a la SCT. Así que fue finalmente la acción de la propia dependencia lo que llevó a la determinación del Poder Judicial.

El Juez Felipe Consuelo negó la semana pasada el nombramiento de un interventor por parte de los acreedores, quienes habían pedido inicialmente que fuera Vicente Corta y luego Héctor Groenewould, ambos del despacho White & Case.

Esta semana también rechazó el nombramiento de nuevos conciliador y administrador, como había pedido la SCT.

Lo más viable es que la nueva juez que atenderá el caso, Edith Alarcón, célebre por haber llevado el asunto del concurso de Publi XIII, acceda a las demandas de los acreedores en cuanto a la designación de un interventor y se ve complicado que Gerardo Badín pueda mantenerse como conciliador-administrador, tras los fracasos acumulados.

Pero el cambio va a sacar chispas, pues ya desde ayer algunos representantes de los trabajadores lo criticaron.

Si las protestas crecen o se desactivan dependerá en mucho del desempeño que en los siguientes días y semanas tenga la juez Alarcón.

Vuele o no vuele Mexicana, el interés del grupo más numeroso de acreedores de la aerolínea, sus propios trabajadores, se ha afectado negativamente por el alargamiento indefinido del Concurso.

Para poder otear el futuro de Mexicana, será necesario observar las acciones concretas que se emprenden en los siguientes días.

El otro caso, el de MVS y la banda de 2.5 GHz, tendrá implicaciones de mediano plazo, más que en lo inmediato.

Es previsible que MVS promueva un amparo y no es remoto que consiga una suspensión provisional.

En ese escenario, la resolución de fondo del caso ocurrirá en el mejor de los casos en el 2013.

Mientras las frecuencias estén en litigio no se podrá hacer una licitación para que eventualmente puedan usarse.

De hecho, en sentido estricto, la acción de política para recuperar para el Estado esas frecuencias se podría revertir en el curso del próximo sexenio.

Sin embargo, por lo expresado hasta ahora por Peña Nieto, se ve difícil que pueda haber una rectificación de esa decisión. Así, aunque la nueva Administración heredará un litigio, también tendrá el legado de una decisión de la cual ya no tendrá que asumir los costos políticos.

Hay dos temas más en la agenda de las telecomunicaciones, que seguramente van a resolverse en lo que resta del sexenio. El primero es la definición de si las transmisiones por internet que hace UnoTV, de Telmex, es televisión o no.

Ese tema va a abordarse próximamente en el Pleno de la Cofetel y la decisión que tomen va a ser muy relevante.

El segundo tema es la definición de las fórmulas para la licitación de la Tercera Cadena de TV abierta.

La licitación en sí misma también quedará como una herencia para el siguiente sexenio, pero existe la decisión de que antes de que concluya ésta se definan sus reglas.

Por cierto, pareciera que esta licitación interesa cada vez menos, mientras que los otros asuntos que le referí marcan el futuro de manera mucho más fuerte.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion