-1
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Visita ex esposa de Carlos Salinas la universidad

Cecilia Occelli, ex primera dama de México - Especial
Nunca pisé una universidad y para mí es un orgullo estar aquí, entre personas interesadas en la cultura y el conocimiento”, estas fueron las primeras palabras de Cecilia Occelli...
jueves, 6 de mayo de 2010
Por: Miriam Avilés I Pachuca
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font

Nunca pisé una universidad y para mí es un orgullo estar aquí, entre personas interesadas en la cultura y el conocimiento”, estas fueron las primeras palabras de Cecilia Occelli, ex primera dama de México en su vista por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

En el marco de la presentación del libro El encanto de la discreción, escrito por Rosa María Valles, profesora investigadora de esta casa de estudios, la ex primera dama, como antaño, habló de los programas sociales instrumentados durante la gestión presidencial de 1988 a 1994 y apenas refirió el tema de la relación con su ex esposo, Carlos Salinas de Gortari.

Sólo hizo la siguiente referencia, “lo difícil de ser la primera dama y esposa de Salinas de Gortari fue seguirle el paso al salir de un aeropuerto a una reunión. Aprendí a caminar rapidísimo porque me quedaba atrás. Era difícil seguirle el paso en todos los aspectos, es un hombre con una mente agilísima y hasta para eso yo creo que me fue preparando”.

La antepenúltima primera dama priista del país fue escuchada en la primera fila por el rector Humberto Veras Godoy, Adolfo Pontigo Loyola, director del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades, y por primera vez se nombró la presencia de la doctora Rolanda Hernández, presidenta del voluntariado de la UAEH, quien al ser la esposa del rector tomó el cargo de asistencia social.

En su plática con la escritora del libro, Ceci (como le agrada que la llamen), señaló haber vivido con el ex presidente por 30 años, pero en torno a su trabajo como dama voluntaria destacó, “a mí no me gustaba ser vista, pues siempre pensé que era mejor hacer el trabajo solita”. [c]

 

Comentarios

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Otras Noticias