+1
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
En México se debe duplicar el personal de enfermería

[Foto: Especial]
Para cumplir con los criterios mínimos recomendados por organismos internacionales, México requiere duplicar su planta laboral de 300 mil enfermeras y enfermeros, alertó Juana Jiménez Sánchez, directora de Enfermería de la Secretaría de Salud (Ssa).
sábado, 5 de enero de 2013
Por: Agencia Reforma | México
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Para cumplir con los criterios mínimos recomendados por organismos internacionales, México requiere duplicar su planta laboral de 300 mil enfermeras y enfermeros, alertó Juana Jiménez Sánchez, directora de Enfermería de la Secretaría de Salud (Ssa).

“Estaríamos hablando de la necesidad de tener el doble de enfermeras y enfermeros que tenemos actualmente con relación a población”, reconoció en entrevista. Precisó que el rezago no sólo se refleja en la plantilla de este sector, sino en su profesionalización. Y es que del total de enfermeras y enfermeros, sólo el 20 por ciento puede clasificarse como profesionales de la enfermería, pues cursaron una licenciatura, mientras que el resto son técnicos o auxiliares de enfermería.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) una nación con menos de 20 enfermeras o enfermeros por cada 10 mil habitantes se considera en un rango bajo de atención, y México apenas alcanza los 18 como promedio nacional. “Si lo comparamos por habitantes tenemos un déficit muy importante”, reconoció Jiménez, quien tiene 28 años de experiencia como enfermera del sector Salud.

Para la funcionaria, otro problema que influye en el sector es la concentración de infraestructura hospitalaria en las grandes ciudades, ya que provoca que la mayor parte de las enfermeras y enfermeros se encuentren en nosocomios del Distrito Federal, Monterrey y Jalisco. Otro aspecto, destacó, es que no está homologado el plan de estudios de esta rama de la medicina, por lo que hoy se puede ser enfermera o enfermero a través de una licenciatura, una carrera técnica o el bachillerato bivalente, donde se estudia enfermería al mismo tiempo que la preparatoria. “Eso ha generado problemas, porque si bien egresan 25 mil (estudiantes de la carrera al año), son una minoría los de licenciatura, apenas 20 por ciento, y el resto son de carrera técnica y bachillerato bivalente”, refirió.

Jiménez alertó que en la última década se ha presentado además un boom de escuelas “patito” que ofrecen la carrera de enfermería sin contar con las bases técnicas y científicas necesarias, situación que preocupa al gremio.

“En la última década ha habido un aumento exponencial de las escuelas ‘patito’ que ofrecen la formación de enfermeras. Todos los días se abrían escuelitas y después iniciaban su proceso de reconocimiento de validez oficial. Afortunadamente, ahora la SEP y la Secretaría de Salud han establecido criterios y mecanismos de control de calidad”, detalló.

Pese a la falta de profesionistas en este sector, la funcionaria reconoció que hay desempleo o subempleo. Aunque tengan formación de nivel superior, dijo, (enfermeras o enfermeros) llegan a contratarse incluso como auxiliares, es decir, a subemplearse.

Desestimó que exista una fuga de enfermeros hacia otros países, aunque admitió que cuando se dio el Tratado de Libre Comercio, temieron que les quitaran puestos de trabajo, lo cual no ocurrió.

Para la especialista, la enfermería es una carrera de servicio en la que se debe estar capacitado para entender y atender a una persona cuando ha perdido la salud, pues sus demandas se ven magnificadas. “La enfermera debe tener esa capacidad y competencia para entender cambios y modificaciones que una persona tiene. Un cambio importante que estamos buscando en enfermería, es tener un impacto mayor en la sociedad, cambiando hacia la prevención.”, afirmó.

DISMINUYÓ 50% LA

ENFERMERÍA MILITAR

En la última década ha disminuido en 50 por ciento la formación de enfermeras y enfermeros en la Escuela Militar de Enfermería.

La Teniente Coronel Laura Elena Correa Guerrero, Jefe del Departamento de Enfermería del Hospital Militar, advirtió que los alumnos que egresan de la escuela no son suficientes para cubrir todas las plazas de hospitales militares.

Ante ello, dijo en entrevista, ha sido necesario dar de alta a enfermeras civiles. “Esta situación no se veía hace cinco años. En el medio militar es notoria una baja de solicitudes para ingresar a la Escuela de Enfermería, porque después de la preparatoria hay otras opciones de carreras profesionales”, explicó.

Correa Guerrero, quien tiene 31 años de experiencia como enfermera, refirió que actualmente hay restricciones para estudiar esta profesión, principalmente porque los sueldos no son bien remunerados, a pesar de ser una carrera de nivel licenciatura. “Es falta de reconocimiento de la profesión en el sector Salud. A pesar de ser profesionistas, no se reconoce a la enfermera como licenciada”, lamentó.

Para la especialista, los cuadros de enfermeras que se forman actualmente, aparte de la licenciatura, requieren cursos de especialización y posgrados para que tengan un área específica de trabajo, lo que otorga mayor capacidad, conocimiento para una atención de calidad y segura a los pacientes. “Es muy notoria la exigencia de pacientes en relación a los prestadores de los servicios de salud, se debe a la información a la que ahora tienen acceso. La gente, a través de los medios de comunicación, está más informada y tienen una exigencia mayor de la relación médico-paciente”, expuso.

Uno de los principales objetivos del Hospital Militar es que su personal esté bien sensibilizado para que, independientemente de la carga de trabajo, se brinde un trato digno a los pacientes, dijo.

A través de especialistas en psicología, tanatólogos, terapeutas de desarrollo humano, dijo, se trata de mejorar la autoestima y la actitud del propio personal. (Adriana Alatorre).

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion