+6
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
La diosa egipcia, busca el mundo sagrado

Su carisma y calidad luchística enamora a los amantes de la lucha libre [Foto: Especial]
La gladiadora nació en 1991 en Michoacán, pero actualmente radica en el DF
miércoles, 16 de enero de 2013
Por: Arturo Cruz | Pachuca
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Bastet comienza su trayectoria profesional en el mundo de la lucha libre mexicana a sus 21 años, la joven tiene como objetivos aprender, evolucionar, crecer y demostrarle al mundo entero que su profesión es, para ella, una filosofía de vida, la cual respeta y le da cariño.

La joven luchadora obtuvo su nombre de batalla gracias a un amigo, quien le compartió que Bastet es una diosa felina de la cultura egipcia y nuestra entrevistada siempre ha tenido una fijación por este tipo de animales.

"Había pensado en que yo me presentara con mi nombre, así como todas las grandes luchadoras lo han hecho; sin embargo, comencé a pensar en el diseño del personaje y el nombre Bastet me dejó un grato sabor de boca. Me encantan los felinos, y con el leopardo me identifiqué mucho, por eso elegí este nombre de batalla", dijo.

En entrevista para La Copa, Bastet comentó que es ferviente admiradora del trabajo artístico popular de los tatuajes, los que tiene en gran cantidad, enfocándose, principalmente, a plasmarse figuras alusivas al leopardo en la piel.

Nació el 25 de abril 1991, en Michoacán, se desplazó al Distrito Federal con su familia.

Bastet debutó a principios del año pasado en una función a techo abierto, en el Estado de México.

El entrenamiento que ha recibido Bastet es impartido por Chack Mool, en la arena Neza.

Por el momento, la luchadora es la única mujer que entrena en el Gimnasio de la Arena México, bajo la tutoría de Tony Salazar.

"Tony Salazar es un maestro muy exigente y le agradezco eso, ha forjado mi carácter como luchadora, y me hace que me esfuerce al máximo para que mi trabajo le guste a la gente. Ser su alumna es una gran experiencia", agregó.

Nuestra entrevistada sabe bien que su camino hacia la cumbre se encuentra llena de dificultades. Hace unas semanas la vimos luchar en las instalaciones del Gimnasio del Valle y se ganó al público asistente con su carisma y los movimientos luchísticos que ejecutó sobre el ring.

Bastet espera conseguir sus sueños a través de su confianza, seguridad y desde trabajo, con base en la disciplina.

En su vida fuera del cuadrilátero, Bastet busca conseguir un camino seguro en lo profesional, estudiar y aprender.

La luchadora tiene un gusto particular por el diseño gráfico, por lo que sus aspiraciones se proyectan en esta área académica, por lo que, asegura, está preparada para conquistar batallas fuera del cuadrilátero y buscar la evolución de manera plena en su vida.

 

Comentarios

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion