+3
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Una lucha de sueños en el ring

[Foto: Arturo Cruz]
3Lanzeloth y Rocky Lobo buscan cumplir sus metas sobre el cuadrilátero
martes, 12 de febrero de 2013
Por: Arturo Cruz I Pachuca
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font

Dos jóvenes luchadores originarios del estado Hidalgo, nacidos en Tulancingo, se han fijado metas tan altas como ambiciosas para cumplir sus sueños. Sueños que viven en el complicado y competitivo escenario de la lucha libre mexicana; sin embargo, con la certeza de que el momento llegará detrás de todo su trabajo

y esfuerzo.

Ellos son Lanzeloth y Rocky Lobo, quienes forman parte

de una dinastía de luchadores de presencia internacional. Lucha a lucha han demostrado que tienen un hambre infinita de triunfo, y un apetito por alcanzar sus objetivos con base en su trabajo sobre el cuadrilátero.

Ellos han heredado de sus antecesores el carisma y la humildad, además de mostrar en cada reto su disciplina y pasión función tras función.

A pesar de tener entre 17 y 18 años de edad, llevan cinco años en la práctica de este deporte espectáculo y se han preparado a profundidad. El domingo 3 de febrero se presentaron en Pachuca en función de la empresa Triple A.

El público exigente y conocedor de la lucha libre mexicana reconoció el trabajo de Lanzeloth y Rocky Lobo. Este encuentro de apertura fue un duelo de tercias en el que a pesar de ser familiares, como en otras ocasiones lucharon en contra.

“Nos sentimos orgullosos de esta oportunidad y nos hemos preparado a profundidad. Tenemos un sueño que vamos a alcanzar pronto”, destacó Lanzeloth en entrevista.

La Liga Hidalguense de Lucha Libre fue una empresa creada por Súper Crazy, en la que Rocky Lobo y Lanzeloth habían realizado sus primeras presentaciones, para después ingresar a las filas de Desastre Total Ultraviolento (DTU). Ambos gladiadores de Tulancingo afirman que la experiencia con Triple A, el domingo pasado, les ayudó demasiado a nivel profesional, se sintieron seguros y tranquilos, pues el público aplaudió el trabajo realizado.

Todavía falta un sendero qué caminar por parte de estos dos hidalguenses pero, sin duda alguna, llegarán a conseguir sus sueños, ya que respetan y aman la lucha libre como los

verdaderos profesionales.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion