México  /  Nacional
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Pide Nuncio a mexicanos encomendar al Papa Benedicto XVI

El Nuncio Apostólico en México, Christophe Pierre
A unos días de que el Papa Benedicto XVI, deje vacante su pontificado; el Nuncio Apostólico en México, Christophe Pierre, pidió a los creyentes mexicanos, unirse en oración por el Sumo Pontífice.
jueves, 21 de febrero de 2013
Por: Notimex | México
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font

A unos días de que el Papa Benedicto XVI, deje vacante su pontificado; el Nuncio Apostólico en México, Christophe Pierre, pidió a los creyentes mexicanos, unirse en oración por el Sumo Pontífice.

"Los invito a que muy de corazón y con gran confianza pongamos hoy y cada día bajo la protección de Santa María de Guadalupe al Santo Padre Benedicto XVI y, junto con él, a toda la Iglesia", sostuvo.

En el marco del Año de la Fe, el representante del Papa en México, llamó a no olvidar que "el principal interés y deseo de Santa María de Guadalupe es conducimos a Cristo y hacer que Cristo viva en nuestros corazones y en nuestra vida".

Por ello; hizo votos sobre todo, los padres de familia, "jamás dejen de enseñar a sus hijos, poniéndoles el ejemplo, a invocar a María con filial confianza, a recurrir a Ella como auxilio seguro y a imitar su vida como camino hacia el cielo. La vida es breve, y en ella debemos conquistar la Vida eterna haciendo el bien".

Al presidir la misa con motivo de la 75 Peregrinación de la Arquidiócesis de Toluca a la Basílica de Guadalupe, señaló que quien se hace peregrino, es porque quiere alcanzar una meta, y sabe que, para lograrla, hay que caminar hacia ella. Y esa meta, para nosotros los creyentes acotó, "no es otra sino Dios y la vida eterna".

Y esa, anotó, es nuestra meta y no otra. Una meta que debemos tener siempre presente; porque entre los peregrinos de la historia no pocos han olvidado que la meta es Dios y, por ello han lamentablemente perdido el rumbo, poniéndose a sí mismos, a sus gustos e intereses inmediatos, como meta.

En una Basílica llena de peregrinos, el Embajador del Vaticano en México, llamó a no perder de vista que nuestro caminar de cada día debe llevarnos a Dios. Que "no basta ser y pensar como dicta la moda. Porque el proyecto de nuestra vida va más allá, es Dios".

Acompañado por los obispos que concelebraron, Roberto Domínguez de la Diócesis de Ecatepec; Adolfo Miguel Castaño, de la Tercera Vicaría de la Arquidiócesis de México; Guillermo Ortíz, de la Diócesis de Cuautitlán; Raúl González, de la Diócesis de Tenancingo; Juan Martínez, de la Diócesis de Atlacomulco; y Francisco Javier Chavolla, de la Diócesis de Toluca, Pierre expresó su alegría por presidir esta peregrinación al Tepeyac, la segunda más grandes del país, con 80 mil fieles, después de Querétaro, que reune a 120 mil en el mes de julio.

Al recalcar que la peregrinación a la Basílica de Guadalupe, es una de las más bellas y significativas tradiciones que se han ido trasmitiendo de generación en generación; recordó cuando Santa Isabel recibió la visita de María, y después, precisamente aquí, en el Tepeyac, al igual que cuando visitó a su prima Isabel, "la virgen vino también presurosa al encuentro de los habitantes del nuevo pueblo que, no sin dolor, comenzaba a formarse en estas tierras".

De acuerdo al también arzobispo titular de Gunela, la presencia de la virgen Morena, hizo que la naciente nación mexicana saltara de gozo al comprender que, en esa presencia, se hacía también presente el Hijo de Dios; que esa presencia significaba y traía para el México de entonces y de todos los tiempos, gracia y bendición.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion