-1
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Paranoico, en recuperación

Paranoico, luchador de modalidad extrema [Foto: Arturo Cruz]
El luchador hidalguense con maestría en el estilo de lucha extrema, Paranoico, ha suspendido unas semanas sus actividades luchísticas sobre los cuadriláteros de la república mexicana
domingo, 24 de febrero de 2013
Por: Arturo Cruz | Pachuca
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
El luchador hidalguense con maestría en el estilo de lucha extrema, Paranoico, ha suspendido unas semanas sus actividades luchísticas sobre los cuadriláteros de la república mexicana, debido a una cirugía que tuvo y que, por prescripción médica le indicaron tuviera reposo hasta que se encontrara en mejores condiciones para realizar su trabajo con igual calidad.

"Me siento mucho mejor y estoy en terapia de recuperación atendiendo mis heridas; por eso me separé un poco de las funciones de la empresa Desastre Total Ultraviolento (DTU), además de otros compromisos luchísticos que estaban en agenda. Uno se debe cuidar para darle lo mejor a su público en las luchas", comentó en entrevista el luchador
de Tulancingo.

La modalidad de lucha libre que practica a nivel profesional es una de las más brutales y dolorosos que existe actualmente en nuestro país, la cual ha crecido en adeptos y luchadores como Paranoico, se encuentran propensos a tener lesiones y heridas de severa importancia.

El gladiador comentó en entrevista tras la función Ajuste de Cuentas II de la DTU en Pachuca, que la cirugía que le realizaron se debió a un cristal que se metió a niveles profundos en su cuerpo, en la superficie de la espalda, durante una función de lucha extrema.

"En un momento me comenzó a doler la parte de atrás de la espalda y después se había formado un absceso de grasa; después vendría el dolor", detalló Paranoico tras los orígenes de la cirugía a la que se sometió para evitar se presentara algún problema más serio.

"Cuando uno realiza lucha extrema, la espalda y los hombros son las partes del cuerpo que terminan más lastimados por las cortadas de las lámparas. Y muchas veces no puedes quitarte todos los cristales con cuidado", explicó el luchador de la
mente peligrosa.

La herida se atendió a tiempo. Es lo que celebra el luchador extremo de Tulancingo. "Gracias a la gente que había estado preguntando por mi, pero debemos cuidarnos lo más que podamos, y así darle una función de calidad a la afición que aprecia nuestro trabajo. Al terminar las indicaciones médicas, seguiremos en pie de guerra", finalizó Paranoico.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion