La inocente polvorita

Anselmo Estrada Alburquerque

0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Bullying, por decreto

jueves, 18 de abril de 2013
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font

La reforma educativa tiende a mejorar la educación en todo y, se sobreentiende, a preservar el lenguaje para desechar los neologismos, como el aberrante bullying, que tanto dañan al español debido a la infinidad de palabras que se mezclan en el habla cotidiana popular de los mexicanos.

En estos momentos figura en los borradores de las leyes secundarias de la reforma educativa, la palabra compuesta antibullying, según lo mencionó el senador panista Mario Delgado, quien anticipó que la ley antibullying podría ser aprobada en el periodo legislativo.

Ante lo irreversible, dado que el término bullying ya entró en las frágiles mentes de legisladores y burócratas, y quedará estampado en textos constitucionales, sería preferible que en vez de bullying, se escriba, como se pronuncia: bulin, ya españolizado.

De preferencia sería mejor y más sano usar los equivalentes del bullying en español: hostil, hostilizar; hostigamiento; acoso, agresión.

En Hidalgo diputados priistas pastoreados por Ramón Ramírez presentaron una iniciativa para prevenir, proteger, atender y erradicar el acoso escolar o bullying que afecta a estudiantes de esta entidad. La propuesta abarca a niños, adolescentes y jóvenes desde edad preescolar, primaria, secundaria y educación media superior.

Sin embargo, el Congreso incluye sanciones represoras, como sancionar a alumnos acosadores con suspensión temporal o expulsión en caso de negarse a recibir atención profesional.

Añade una advertencia verbal al agresor (sic), informes del director a padres de familia, y su colaboración en el comportamiento y daño causados. Además del cese temporal por dos días hábiles, se impondrían trabajos y tareas, que de acuerdo al programa de estudio vigente deba realizar durante el tiempo que determine el director” del plantel.

La iniciativa de ley estará conformada por 32 artículos y crea un registro estatal de prevención, protección, atención y erradicación de acoso escolar.

Por otro lado provoca terror el alarmante informe del senador José María Martínez, secretario de la Comisión de Puntos Constitucionales del Senado de la República, quien informó que durante el año pasado murieron al menos 5 mil menores por causas relacionadas con el tan mentado bullying.

Según las cifras del legislador, existe un registro nacional de 4 mil 201 varones y 989 mujeres que perdieron la vida en 2012 por acoso escolar, pero que detrás de ellas hay un secreto negro sobre el fenómeno porque familiares de las víctimas niegan los casos.

Por ejemplo, en Jalisco, los suicidios relacionados con bullying van en aumento: en 2010 se registraron 10 suicidios y en 2011 la cifra se elevó a 20 casos.

Aunque los casos propalados por el legislador son impresionantes, las leyes contra la hostilidad escolar, mal llamado bullying, deberían ser educadoras, sin actos represivos como la expulsión o la imposición de tareas, equivalentes a penalidades de trabajos forzados, como lo proponen diputados de Hidalgo.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion