La Copa  /  Hidalgo
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Vocación de servicio

[Foto: Miguel Ángel Islas]
Una historia de éxitos, momentos amargos, fuerza y voluntad de seguir adelante
miércoles, 20 de junio de 2012
Por: Olga León I Pachuca
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Nació un 6 de enero, es el tercero de seis hermanos (Guillermina, María Luisa, Rocío, Óscar y Víctor), creció con los valores que da una familia unida, trabajadora y honesta, a quien respeta y admira por todas sus enseñanzas. Él es José Maldonado Reyes.

Cursó la primaria en la escuela Ignacio Zaragoza; la secundaria, en el Instituto Hidalguense y el bachillerato, en la Preparatoria Número Uno, de Pachuca; estudió la licenciatura de Administración de Empresas Turísticas, en la Universidad del Valle de México, plantel San Rafael, en el Distrito Federal.

Incursionó al mágico mundo del deporte con el equipo infantil Fypac, dirigido por Enrique Ramírez, obteniendo grandes logros y aprendió de las derrotas.

“Poco después conocí a quien habría de ser mi maestro, entrenador y sobre todo amigo de toda la vida, Miguel Rico Plascencia, con él jugué en equipos como Instituto Hidalguense, Dragones y Emelec; conquistamos diversos campeonatos”, comentó.

Representó al estado en eventos de carácter nacional en diferentes categorías, jugó en las ligas Sabatina, Burocrática, Dominical y Distrital Actopan en equipos como Hércules, Pemex, Talleres Maestranza, Informática, La Palma, Pumas, entre otros.

En este andar por el “llano” los jugadores y las grandes amistades no se hicieron esperar: Aurelio Meza, Eduardo Hernández, Jaime Chintarrias Domínguez, Sergio Pixi Violante, Arturo Serna, Carlos Pollo Nájera.

Fernando Sánchez, Héctor Mijares Fragoso, Julio Zague Barrera, Carlos Chupón Pérez, Jesús Chapa, Rafael Fay Pérez, Gilberto Arcega, René Tito Cruz, entre muchos otros, son sus incontables amigos.

Como anécdota y recordando la única lesión que sufrió, Maldonado comparte: “un 28 de diciembre, en la Liga Dominical recibí un disparo a gol de Arturo Soto El Cono y en mi afán por detenerlo literalmente volé pero caí mal y me lastimé”.

“Esto me provocó contusión renal, la cual estuvo a punto de desencadenar en un estallamiento del riñón izquierdo, requiriendo de tres días de hospitalización”; por fortuna el 31 de diciembre salió del hospital sin mayores complicaciones.

Aunque su carrera académica es referente al turismo, toda su actividad laboral ha estado ligada al deporte, iniciando en 1985 con su participación en el comité organizador del torneo nacional de futbol del Pri-México 85.

Fue jefe del Departamento de Servicios Culturales y Deportivos del ISSSTE, director de Desarrollo del Deporte en el Instituto Hidalguense del Deporte, y de 1995 a la fecha es director de Escuelas Filiales del Club Pachuca, programa que coordinadamente dirigen la institución tuza y el Gobierno del estado a través del programa Fomento Deportivo.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion