Home / Ticket / Popcorn / Alaba Spielberg a Memo Del Toro

Alaba Spielberg a Memo Del Toro

México bien podría adoptar un nuevo nombre, en honor a uno de sus hijos más valiosos, opina el legendario Steven Spielberg, uno de los máximos tesoros del cine hollywoodense.

“El país de Guillermo. El país de Guillermo”, repite el estadunidense de 71 años, cuya cinta The post: Los oscuros secretos del pentágono perdió el Oscar ante La forma del agua. Y suelta una sonrisa.

El realizador de iconos de la historia del cine como Tiburón, Encuentros cercanos del tercer tipo, Parque Jurásico y La lista de Schindler no tiene ningún inconveniente con que el mayor premio fílmico de su país y del mundo, el Oscar, haya sido casi monopolizado por mexicanos en los años recientes.

Al contrario, lo pone feliz y lo llena de admiración.

“Tienen a Cuarón, tienen a Iñárritu y ahora a Del Toro. Wow. Es sorprendente. Me da tanto gusto”, suelta con sencillez quien tiene dos estatuillas doradas a Mejor Director en casa, y quien es, nada más y nada menos, el cineasta más taquillero de la historia.

Al realizador tapatío dice apreciarlo mucho como cineasta, pues, igual que él, ha intentado hacer una obra donde la fantasía y la imaginación puedan convivir con la calidad.

Eso sí, subraya que la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de EU se tardó en reconocer su talento.

“Amo lo que significa su triunfo para el cine de género. Amo que haya ganado. Porque él se lo merecía desde El laberinto del fauno. Así lo creo en verdad. Estoy muy feliz porque ahora lo haya ganado por lo que, para mí, claramente, es la mejor película que ha hecho”.

 

Suma 32 ataques de ansiedad

Desde 2011, año en que estrenó Las aventuras de Tintín, Spielberg había abandonado los blockbusters y apostado por filmes más pequeños, llenos de dramas intensos, que le alcanzaban para tener presencia en la temporada de premios.

Ahora, la próxima semana estrenará Ready player one, una vuelta a su cine más espectacular, que tuvo un costo estimado de 175 millones de dólares.

Se trata de una aventura distópica, inspirada en la novela homónima de Ernest Cline, sobre una sociedad que se sumerge en un alucinante juego de realidad virtual para escapar de la realidad.

Vive inquieto el estreno, como un niño. No importa que sea un viejo lobo de mar en la industria.

“Siempre me pongo nervioso. Con cada película llegan los nervios. Esta es mi película 32, así que es mi 32 ataque de ansiedad”, admite el cineasta estadunidense.

Mario Abner Colina I Agencia Reforma

Lee también

Emprendedores usan Instagram

Poco más de la mitad de las pequeñas y medianas empresas (53%) prefiere usar la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert: Content is protected !!