Home / Ticket / Sonoro / Festejos con calor de hogar

Festejos con calor de hogar

 

Por primera vez en diez años, Mon Laferte pasará la Navidad con su familia en su tierra natal, Chile.

Después de vivir una década en México, la cantante ya se estaba acostumbrando a todos los festejos que envuelven esta fecha, pues en su patria las cosas son distintas.

“Nosotros no tenemos una costumbre típica de gastronomía, es más neutro. No es como en México, que hay posadas, villancicos, romeritos…

“Aquí sólo es la fiesta y los regalos. En México siempre hay una excusa para enfiestarse, no tenemos tantas tradiciones”, cuenta Norma Montserrat Bustamente Laferte.

Entusiasmada por el año que se avecina, la cantautora se dedicará a disfrutar estos días junto con su madre, Myriam, y su hermana, Solange.

“No somos una familia gigante, somos mi mamá, mi hermana y sus dos hijos, pero estará padre. Aquí en Chile hace un calor muy muy fuerte, se pone otro ambiente.

“Como que la gente se pone muy feliz porque como aquí en época de invierno hace un frío horrible, con el calor nos ponemos muy contentos”.

La intérprete de Amárrame, quien este año se convirtió en la primera chilena en ganar un Grammy Latino, recuerda que estas fechas no eran tan alegres cuando recién llegó al país.

imagen galeria

“Recuerdo que mi segunda Navidad en México, hace nueve años, fue en un departamento chiquititito, sola, no tenía nada. Era un lugar asqueroso, sucio, olía a pollo frito porque estaba junto a una pollería. Ese día, el 24 de diciembre, nos mudamos ahí. Ya quería que fueran las 12 y dormirme.

“Y mi primer Año Nuevo, hace una década, estaba en un hotel en Veracruz y compré un gansito y una coca cola. Normalmente no como chucherías, pero así brindé conmigo misma. Soy la extranjera que se queda sola, pues todos tienen familia y ellos se van”, platicó.

Laferte también tiene algunos recuerdos agridulces de estas épocas durante su infancia.

“El mejor regalo fue cuando era niña y estábamos en situación muy pobre. Todas mis amigas tenían sus Barbies, perfectas, con colas de sirena, preciosas.

“Mi mamá me compró una barbie fake, plástica, y ella a mano me hizo una colección de vestidos, impresionantes, de todo tipo. La Barbie le costó como 5 pesos mexicanos. Fue tan lindo, porque al final fue la más popular”.

Ahora, Mon Laferte está segura de que arrancará muy bien el 2018, año en el que se visualiza con “harto trabajo y éxito”.

Lee también

Invitan al segundo festival Amor y Trova en Tula

Eder Ángeles I Pachuca   La segunda edición del festival Amor y Trova se realizará …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert: Content is protected !!