Inicio / A criterio de / Abierto en Los Cabos

Abierto en Los Cabos

Un taxi del aeropuerto al Sheraton? 65 dólares, sí así, en moneda extranjera. Los precios de los taxis en Los Cabos siempre han sido de extorsión, pero la situación en lugar de mejorar empeora. Los bloqueos de taxistas a hoteles hace años, apoyados por el exgobernador perredista Narciso Agúndez, han ayudado a mantener un costoso monopolio que afecta por igual a locales y al turismo. Si algún lugar de nuestro país necesita Uber es Los Cabos.
Un rápido cálculo me dice que en lugar de pagar 65 dólares de ida y 65 de vuelta, más los taxis diarios para asistir al nuevo Abierto de Tenis, me conviene alquilar un auto. Al final consigo un Ford Fusion híbrido por 6 mil pesos (sí, en pesos y con factura deducible de impuestos) con todo incluido, hasta gasolina, que me habrá de servir hasta el domingo.
Los Cabos es uno de los centros integralmente planeados de Fonatur y junto con Cancún uno de los más exitosos. Fonatur ha asegurado que haya buena infraestructura y un desarrollo ordenado. El lugar es muy caro: ¿qué le parece un desayuno buffet de 30 dólares? Los precios se fijan en dólares sin ninguna contemplación por el origen de los visitantes. Siempre hay oportunidades, hoteles y restaurantes de precios más bajos, pero hay que saber moverse. Incluso en el verano, que es temporada baja, los hoteles tienen altas tasas de ocupación.
La combinación de playa y desierto es espectacular. La zona ofrece pesca deportiva y nueve campos de golf, que lo han hecho uno de los destinos más populares entre practicantes de este deporte (a mí no me incluyan). En invierno las ballenas son un maravilloso atractivo natural.
Los Cabos recibió alrededor de 1.8 millones de visitantes en 2015, a pesar de los efectos del huracán Odile de septiembre de 2014. Es una marca histórica, por arriba del millón 694 mil visitantes del 2013, el mejor año previo al huracán. En la actualidad, me dice un restaurantero, hay nueve hoteles en construcción, que ofrecerán 6 mil nuevas habitaciones. A pesar de sus problemas, y sus precios, Los Cabos está creciendo.
El nuevo torneo de tenis fue adquirido por Grupo Pegaso de Alejandro Burillo, que ha organizado el Abierto de Acapulco durante décadas. La franquicia de 250 puntos (contra 500 de Acapulco) se encontraba en Bogotá. Traerla a Los Cabos en verano fue considerada una apuesta arriesgada. El torneo ha sido dotado de una bolsa de 800 mil dólares, una de las más altas para un torneo de 250 puntos. Esto explica la participación de tenistas de buen nivel, como el español Feliciano López, número 18 del mundo, o el controvertido australiano Bernard Tomic, número 20.
En su primer año el torneo ha tenido que luchar contra todo, desde coincidir con los Juegos Olímpicos, hasta la tormenta Javier que entró a tierra el lunes 8 de agosto y obligó a cancelar todos los juegos del primer día. Ya el miércoles por la noche los partidos se desarrollaban de manera intensa. El calor seco de verano de Los Cabos es menos agobiante en las noches (los partidos empiezan a las cinco de la tarde) que el húmedo de Acapulco en febrero o el de Nueva York de la última semana de agosto del Abierto de Estados Unidos.
Esta escapada son mis pequeñas vacaciones de verano. Hoy me desperté más tarde que nunca. Supongo que he estado trabajando demasiado. Aun así, no dejo de escribir mi calumnia -perdón, columna-diaria. La noche será de tenis.

Suspensión en Valle
El juez cuarto de distrito en Toluca concedió una suspensión definitiva a la expropiación de Eruviel Ávila contra la familia Villalpando de Valle de Bravo. Pueden pasar meses para que el juicio se resuelva, pero por lo pronto el gobierno mexiquense no podrá expulsar de su hogar a esta familia.

 

Lee también

En manos de la fe

El domingo 11 de agosto vi marchar en Guadalajara a más de cien mil personas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!