Inicio / A criterio de / Candidaturas enfermas

Candidaturas enfermas

La efervescencia electoral inunda los pueblos con versiones llegadas de diversos frentes hablando de candidaturas fuertes y “apoyadas” desde la Ciudad de México para tener triunfos irrefutables a favor de Morena, actual partido en el poder.

Las quinielas de los ociosos que hacen del Facebook y el Twitter sus mejores armas para motivar tendencias ya inundan el ánimo de los hidalguenses que tendrán que cambiar a sus alcaldes el 7 de junio próximo.

Esta jornada promete que borrará por completo a los priistas si la tendencia marcada en las pasadas elecciones municipales se mantiene.

Aquí es donde la inteligencia electoral de Morena deberá sobreponerse al interés personal de algunos actores, quienes gustosos del poder obsequiado a cambio de nada, buscan perpetuarse en los cargos de elección popular.

Por citar un caso, de otros más, el de Mixquiahuala, donde dan por sentada la candidatura ganadora a Simey Olvera Bautista, actual diputada federal. Sin una carrera política, la joven periodista logra colarse a la diputación local por la vía pluri, en ese entonces con la bandera del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Sin concluir su representación popular, dirigentes del llamado Grupo Universidad junto con empresarios regionales le ofrecen el apoyo para convertirse en candidata a diputada federal por el Distrito 3, pero ahora bajo las siglas de Morena, en una reunión celebrada en el Coffe Park, de Pachuca.

Sin estructura formal en los 19 municipios que representa en San Lázaro, se ve cobijada por las estructuras locales de este grupo, quien dinamiza su actividad en lo organizativo.

Y en el ámbito económico, cuenta con los recursos entregados de forma rigurosa por el grupo empresarial a lo largo de su campaña, que todavía liquidó por dos meses y medio más, una nómina de sus más cercanos colaboradores.

Los acuerdos colaborativos de antes y después de la campaña se perdieron en un teléfono descompuesto que le impide atender los llamados de quienes fueron su sostén durante la batalla electoral.

Este caso, nos permite avizorar las entrañas de una candidatura, donde la dimensión de los compromisos adquiridos es obviada, pese a que rondaron cantidades millonarias. Qué podrá esperar un sencillo votante que le demandó una mejora para la escuela de sus hijos o la construcción de un depósito de agua potable.

Volver los caminos andados, tal como sucedió con el priismo, sin duda, será un duro golpe para Morena, quien ya con el poder en la mano deberá convertirse en selectivo y aplicar ese sentido radical de la aceptación en su principal arma.

Vimos como este instituto, sin militantes, sin presupuesto y prerrogativas castigadas supo mantener su verticalidad en asuntos que fueron trascendentes para los otros partidos, que se aliaron en pactos por México y que ahora buscan oxígeno para sobrevivir.

Entonces, por obligación moral, las candidaturas son un abanico de oportunidades para jóvenes preparados e intelectuales que por fortuna existen más en nuestra entidad, nunca para quienes brincan más que trabajar.

Nimiedades: ¿Quién tendrá la sensibilidad desde el gobierno estatal para hablar de los desaparecidos, sin que le ponga etiqueta o se diga víctima de un grupo político? ¿Quién tendrá la disponibilidad de aceitar sus viejos esquemas para encontrarlos? Se abren propuestas.

Lee también

De la desubicación de un Nobel

En 1990, el escritor Mario Vargas Llosa, quien fracasó rotundamente como político, definió al sistema …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!