Inicio / A criterio de / De dientes pa fuera

De dientes pa fuera

En diciembre del 2017 Querétaro aprobó una ley para prohibir que los establecimientos entregaran sus productos en bolsas de plástico.

Un movimiento ecológico resultado de los señalamientos en relación con las toneladas de bolsas que contaminan mares, ríos, bosques.

En aquel entonces los animaba la buena voluntad de contribuir al rescate del medio ambiente.

A más de año y medio, el Congreso del Estado de Querétaro considera que hay que dar un plazo mayor para poner en marcha estas medidas ecológicas, algo así como que “la cosa es calmada”.

Y ustedes se preguntarán: ¿Qué chingados tiene que ver que en Querétaro se hagan güeyes con la aprobación de la ley para prohibir el uso de bolsas de plástico?

Pues resulta que este martes la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales de Hidalgo puso en marcha un proyecto denominado #Yo sin bolsaYo sin popote, campaña que pretende disminuir el uso de las bolsas y popotes elaborados con polímeros, para contribuir al rescate del planeta.

Al evento  acudieron representantes de los empresarios de cadenas comerciales, así como alcaldes y miembros del Congreso, y ahí  se escucharon discursos  conmovedores donde los empresarios estaban realmente preocupados por  las toneladas de bolsas encontradas en el estómago de una  ballena muerta y por el mundo que le dejarían a sus hijos y nietos.

Hasta los ecologistas, que por años han jugado un papel de defensores  y que han señalado reiteradamente  la contaminación del medio ambiente, y ahora con una lágrima corriendo por su mejilla, aplaudían tal iniciativa.

Y ahí estaban en el bonito evento, teniendo como fondo el Parque Ecológico de Cubitos, los integrantes de la Comisión del Medio Ambiente del Congreso listos para, minutos después, correr a la sede del pleno y aprobar la iniciativa que daría sustento legal a esta campaña.

Total que en un ambiente fraternal, donde incluso acudieron los representantes de Walmart y Cinépolis, todos, bien felices, signaron un compromiso de eliminar la entrega  de bolsas  de plástico para los productos que comercializan; todos estaban totalmente convencidos que hay que salvar al planeta de los plásticos.

Reconozco que la iniciativa de la Secretaría del Medio Ambiente es el inicio de un proyecto a largo plazo que ya tiene metas bien definidas.

“Eliminar aproximadamente 5.4 millones de bolsas de plástico y 64 mil popotes que se generan diariamente”

Como proyecto está chingón, porque incluso se establecen multas de 10 a 150  y hasta mil veces la Unidad de Medidas y Actualización contra quienes no acaten la disposición de sustituir las bolsas y popotes elaborados con polímeros por materiales biodegradables y tendrán un tiempo de hasta seis meses para poner en práctica esta medida.

 

¿Pero qué creen?

Que unas horas después en el Congreso aprobaron el decreto que reforma diversas disposiciones de la Ley de Prevención y Gestión Integral de Residuos del Estado de Hidalgo, que da sustento legal del proyecto, y curiosamente  en dicho documento no  hay un solo  artículo que especifique si habrá sanciones para quienes no acaten la ley.

 

¿Somos o no somos?

O sea que la propuesta de la Secretaría del Medio Ambiente y el trabajo de todos por generar un proyecto ecológico se lo pasaron por el arco del triunfo.

Al igual que en Querétaro, les tembló la mano a la hora de ponerse serios y demostrar que les importa el medio ambiente.

Qué lamentable que un proyecto visionario y con futuro no sea de interés, y la preocupación por  tortugas, ballenas y aves que son víctimas de los plásticos, solo sea para el Congreso de dientes pa’afuera.

Lee también

Una apuesta ante el presidente

Abro una apuesta: ¿cuál será la vigencia de las siguientes frases? En los últimos dos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!