Inicio / A criterio de / El Manual de Morena, ¿verdadero o falso?

El Manual de Morena, ¿verdadero o falso?

El fin de semana pasado, se difundió en Hermosillo, Sonora, un documento supuestamente elaborado por alguien dentro de Morena, intitulado Manual para eventos del señor presidente Andrés Manuel López Obrador en estados de oposición. En este se ordena: “Insistir a los asistentes convocados que, al anunciar la intervención del mandatario estatal de oposición, ES OBLIGATORIO emitir sonidos y gritos de desaprobación (abucheos, silbatina, consignas partidistas, etc.)”.

Como era de esperarse, su difusión causó gran alboroto. AMLO y los altos dirigentes de Morena negaron su autenticidad y los gobernadores de la oposición demandaron una investigación sobre su procedencia y, de paso, exigieron que se les muestre el respeto que creen merecer de parte de quienes asisten a los eventos que encabeza el primer morenista de
la nación.

Ahora bien, hasta este momento nadie ha cuestionado si el manual es verdadero o falso. Todos parecen haber olvidado que hoy es posible elaborar en una computadora personal, laptop o tablet cualquier documento y difundirlo como si fuera real porque no hay manera de demostrar lo contrario.

Si el manual hecho público efectivamente lo elaboró alguien de Morena, ese alguien sería verdaderamente estúpido. En primer lugar, por el solo hecho de poner por escrito instrucciones en lugar de transmitirlas oralmente a los asistentes de los eventos; en segundo lugar, por haberlo impreso en papelería membretada del partido. Dudo que haya alguien en Morena tan imbécil como para haberlo hecho, pero quizá pueda haber alguien así.

Si es falso, entonces debemos preguntarnos qué buscaba obtener quien lo elaboró, ¿desprestigiar a Andrés Manuel y a sus cercanos al mostrarlos como unos desalmados manipuladores de los asistentes a los eventos?, ¿presentar a los gobernadores, casi todos ellos reprobados en su gestión según diversas encuestas, como inocentes víctimas del presidente y

sus seguidores?

Cualquier versión de los hechos es creíble. La primera la creerán los fifís, la segunda tendrá aceptación entre los chairos. El documento, falso o real, solo contribuye a ampliar la brecha que divide a seguidores y opositores del presidente, lo cual nunca es bueno y menos en momentos en donde el país enfrenta tantos problemas.

La socióloga turca Zeynep Tufekci, maestra en las universidades de Carolina del Norte y Harvard, escribe esto en el número de este mes de la revista estadounidense Wired: “Las falsificaciones brotan de todas partes y nos estamos ahogando en ellas. Los videos deepfake combinan el cuerpo de una persona con la cara de otra. Hay software fácil de usar que puede generar audio o video de una persona diciendo cosas que nunca pronunciaron. ¿Aún más fácil? Clics falsos, seguidores de redes sociales falsos, estadísticas falsas, revisiones falsas. Una manada de bots puede crear la impresión de que hay mucho interés en un tema, para influir en la opinión pública…”.

Ante esta avalancha de falsedades y falsificaciones, Tufekci recomienda no confiar y verificar. El problema con el supuesto documento morenista es que no hay forma de verificarlo. Peor aún, nadie se molesta en hacerlo y lo acepta o no según más
le convenga.

Lee también

Los muertos

“Murieron otros, pero ello aconteció en el pasado, que es la estación (nadie lo ignora) …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!