Home / A criterio de / Columnas / Virtudes burguesas

Virtudes burguesas

Se encuentra en México una economista estadounidense que resulta incómoda para la derecha y para la izquierda. Deirdre McCloskey es una verdadera liberal, una mujer que cree en la libertad del individuo para tomar sus propias decisiones tanto en lo económico como en lo moral. Su liberalismo económico enfurece a la izquierda, su liberalismo ético agravia a la derecha.

McCloskey obtuvo su licenciatura y doctorado en economía en Harvard. Fue, junto a Milton Friedman y Arnold Harberger, una de las grandes estrellas de la Escuela de Chicago que reivindicó la economía liberal. Sólo que entonces se llamaba Donald. y era hombre.
En 1995, después de una profunda reflexión, realizó un cambio de sexo. Tenía 53 años de edad. Convertirse en mujer la llevó a perder a su familia, en un doloroso proceso que ha documentado en el libro Crossing: A Memoir (1999).

De joven, se dio a conocer como historiador económico. Sus primeros libros documentaron los inicios del capitalismo en la Gran Bretaña. Los últimos ofrecen reflexiones filosóficas sobre la economía y la libertad. En español, el Fondo de Cultura Económica ha publicado Las virtudes burguesas: ética para la era del comercio (2015), donde afirma que el capitalismo no sólo ha sido bueno en lo económico, al rescatar a miles de millones de personas de la pobreza, sino en lo ético, al generar las “virtudes burguesas” necesarias para construir una sociedad más próspera y más justa. “El capitalismo no ha corrompido nuestras almas. Las ha mejorado.”

Deirdre se considera cristiana, progresista y libertaria, pero genera controversias dondequiera que va. Esta semana en México algunas universidades cancelaron sus presentaciones tras enterarse que es transexual. En otras fue cuestionada por sostener que la pobreza, y no la igualdad, es el tema ético significativo para la economía. McCloskey estuvo en el ITAM, la Librería Rosario Castellanos del Fondo de Cultura Económica y el CIDE. Este fin de semana estará en la Alamos Alliance de Sonora, una reunión de economistas.

McCloskey ha criticado a Thomas Piketty, quien en El capital en el siglo XXI afirmó que la desigualdad ha estado creciendo en los países desarrollados y debe ser corregida. Según ella, el francés sólo ha comprobado un aumento de la desigualdad en tres países, el Reino Unido, los Estados Unidos y Canadá, donde la creciente desigualdad no se debe al capitalismo sino a un “semisocialismo”, como el que se ha aplicado en Londres al restringir la nueva construcción lo que ha hecho que se disparen los precios de los bienes raíces.

Dice McCloskey que Piketty se equivoca al considerar la riqueza, en lugar del ingreso, para su definición de desigualdad; por eso el precio de los bienes raíces tiene un papel tan importante en sus cálculos. La mayor parte del ingreso en las sociedades desarrolladas, sin embargo, proviene del capital humano y no del físico. De hecho, hemos vivido un período que ella llama el Gran Enriquecimiento:

“El capitalismo ha hecho a los trabajadores 20 o 100 veces más prósperos que sus antepasados de 1800.”
Para esta economista de 75 años de edad, que perdió a su familia por convertirse en mujer, el capitalismo es virtuoso no sólo porque es eficaz y ha rescatado a miles de millones de personas de la pobreza, sino porque respeta las decisiones individuales. Esta libertad es fundamental para los seres humanos. Incluso para amar.

Desestabilizadora
Se encuentra en prisión domiciliaria, pero la PGR pidió restringir las visitas y comunicaciones de Elba Esther Gordillo porque su influencia moral podría “desestabilizar la paz y seguridad del Estado mexicano”. ¿Es un reconocimiento de que fue procesada por razones políticas y no por operaciones con recursos de procedencia ilícita?

Lee también

Riquín canallín

¿Cuál es el mayor atractivo de los hombres? Desde el nacimiento hasta los 15 años, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert: Content is protected !!