Inicio / A criterio de / El medio ambiente, a la baja

El medio ambiente, a la baja

La reducción que se prevé en el presupuesto de medio ambiente en 2019, representa un duro golpe a la búsqueda de dar sentido responsable y sustentable a México. No hay forma de garantizar los compromisos ambientales del país si cada gobernante recorta los recursos económicos aplicables a la ecología cuando asume el cargo.

Debemos saber garantizar el cuidado del medio ambiente, debemos saber que invertir en el ambiente es invertir en el futuro de la nación, en la necesidad de construir los equilibrios necesarios entre aprovechamiento y conservación, pero también en la valoración de los impactos ambientales que las empresas generan y que es obligación de la autoridad garantizar.

La administración pasada redujo en casi 50 por ciento  los presupuestos ambientales y ahora se pretende que más de un 30 por ciento desaparezca, entonces, ¿De qué hablamos cuando hablamos de medio ambiente? Hablamos de un país en el que las condiciones ambientales se han agudizado de manera negativa y representan, en algunos lugares, riesgos para la salud de las personas y para la biodiversidad.

Hablamos de procesos en los que la supervisión y la inspección de la actividad industrial y extractiva no estarán en condiciones de ser realizadas de manera adecuada, lo que redunda en perjuicio del pueblo y su derecho a un ambiente libre de contaminación.

Hablamos de que la tala clandestina que en el caso de México se ha convertido en un problema complejo, relacionado con el crimen organizado, puede profundizarse de manera letal para la biodiversidad de nuestra nación.

De que se tendría que estar pensando en las acciones necesarias para mitigar y adaptarnos al cambio climático, a la crisis hídrica en la que el país se debate desde hace años.

No se trata, además de respuestas simples y absurdas, como aquella de que “nos dejaron el país como toro viejo y reumático”, se trata de lo que está dispuesto a hacer el presidente de la república; es absurdo esperar que le dejaran un país lleno de riqueza y sin pobreza. Esa parte la conocía desde que estuvo en campaña.

Si al toro viejo y reumático le desaparece más del 3 por ciento de su presupuesto en medio ambiente, no bastará tampoco que diga que es que gastaban mucho, porque ya le habían recortado más de 50 por ciento. Se trata de que es importante reducir en materia de medio ambiente y compensar ahí con las organizaciones campesinas que se comprometió a dar más dinero al campo.

Es decir, el campo y el ambiente estaban recortados, el campo de siempre, el que tiene atraso tecnológico y se encuentra sobrado de pobreza, el que dijo que defendería y representaría.

Igual que el medio ambiente que dice que defenderá de manera irreductible. Si de manera irreductible aun cuando con un poco menos de dinero. Austeridad republicana.

De eso hablamos. Hablamos de que, si no hay compromiso con el medio ambiente, sino en el discurso, la transformación no será positiva y taampoco la posibilidad de garantizar a las personas su derecho humano a un ambiente sano, libre de devastación y de
contaminación.

Debemos hablar, además, del ordenamiento general del territorio, de la estrategia de biodiversidad, de la educación ambiental y la función transversal del tema ambiental.

De la responsabilidad que el estado mexicano tiene con los convenios internacionales que ha firmado y de los cuales es parte.

Hablamos de no reducir el presupuesto en materia de medio ambiente. Hablamos del futuro de la nación, ni más ni menos.

 

RECORTE

Falta, que le sugiera a MORENA que regrese 50 por ciento del presupuesto que se le asignará en 2019 y dé ejemplo de austeridad republicana y responsabilidad democrática.

Lee también

Vacaciones

Dulciflor, púdica doncella, se resistía a las ardientes solicitaciones de Afrodisio Pitongo, su salaz cortejador, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!