Inicio / A criterio de / El narcomenudista que creció al amparo del poder político

El narcomenudista que creció al amparo del poder político

Cuando lo detuvieron en un fraccionamiento del Condado de Sayavedra, el líder de la Unión Tepito, Pedro Ramírez Pérez, El Jamón, preguntó a los agentes si el que lo había traicionado era un sujeto apodado El Lenin.
Acorralado tras la cadena de muertes y detenciones que en los últimos meses minó las estructuras de la Unión Tepito, El Jamón había delegado la operación del grupo criminal en uno de sus hermanos, El Chepe (detenido el mismo día que él), y en un delincuente que se había formado como golpeador en los grupos de choque de la Asamblea de Barrios, y que al paso de los años manejó la extorsión y el narcomenudeo en Cuajimalpa, Álvaro Obregón y la colonia Condesa.
Investigaciones de la Fiscalía General de la República lo ubican con el nombre de Lenin Jonathan Canchola. Fue enganchado como golpeador del grupo conocido como Los Claudios, que dirigieron los hermanos Claudio y Héctor González (actualmente en prisión).
Los Claudios prestaron servicios como grupo de choque al PAN, al PRI y al PRD en diversas delegaciones del poniente de la capital: reventaron actos, protagonizaron reyertas, movilizaron clientelas según los intereses del patrón en turno.
Con el tiempo evolucionaron hacia la invasión de predios y el control del ambulantaje. El Lenin, según reportes de inteligencia, solía ir al frente del grupo de choque que se llamó Asamblea de Barrios Poniente.
El grupo logró infiltrarse en la nómina de la delegación Cuajimalpa, en donde uno de sus líderes obtuvo un puesto directivo en tiempos en que el priista Adrián Rubalcava estuvo al frente de la demarcación (se cuenta que Rubalcava «negoció» la entrega de algunos cargos a cambio de mantener la delegación en paz). Uno de los beneficiarios de ese acuerdo fue precisamente Lenin Jonathan Canchola.
El grupo «puso orden» en Cuajimalpa mediante la extorsión a ambulantes como a obras en construcción.
Hace varios años, Los Claudios se apropiaron con violencia de un edificio de la calle Benjamín Hill, en la colonia Condesa. Los vecinos advirtieron que el edificio se había convertido rápidamente en un almacén que surtía droga a los antros del corredor Roma-Condesa.
Según una investigación de la antigua Secretaría de Seguridad Pública, El Lenin era el encargado de ese almacén. Los invasores no tardaron en cobrar derecho de estacionamiento a los vecinos, extorsionaron a los «viene-viene», exigieron cuotas a taquerías y comercios cercanos. El robo y los asaltos se dispararon en la zona.
Una madrugada de diciembre de 2015 se detectó el paso de un convoy, conformado por tres vehículos que iban de Lomas de Tarango, en Álvaro Obregón, al edificio de Benjamín Hill. Una patrulla del sector Plateros le dio persecución. Cuando llegaron al edificio, ya los esperaban los inquilinos, acompañados por una patrulla del sector Roma. El asunto terminó a tiros. Hubo un muerto y un herido. Los tripulantes del convoy se refugiaron en el edificio. Se supo que llevaban 90 sobres de cocaína, que no llegaron nunca al MP. El reporte sostiene que El Lenin iba en uno de los autos.
A partir de 2016 la violencia y la inseguridad se dispararon en la alcaldía Álvaro Obregón. Los vecinos comenzaron a denunciar la presencia de un grupo criminal cuyo cuartel se encuentra en la calle Tarango; comenzaron a hablar «del Equipo 3AD o Tresade».
En esa zona fue hallado hace unos meses, descalzo y con las manos atadas, el cadáver del DJ Luis Zamora. El DJ radicaba en Cancún, iba a volar a Argentina. De paso en la CDMX, se fue de fiesta. Se lo llevaron del bar Main Room de la colonia Roma y apareció muerto a diez kilómetros de distancia.
Hoy se sabe que en Lomas de Tarango está el cuartel general de El Lenin. Los familiares de Zamora creen que a este se lo llevaron para que le cobraran una cuenta de tiempo atrás.
La investigación llevada a cabo por la FGR revela que la figura del antiguo encargado del edificio de Benjamín Hill creció. Tras su alianza con la Unión, hoy maneja narcomenudeo, ambulantaje, invasión de predios y extorsión a constructores en el poniente capitalino.

Lee también

Asesinato en Coapa

Dos jóvenes tendidos sobre una pista de baile: uno tenía un disparo debajo de la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!