Home / A criterio de / El senado en su laberinto

El senado en su laberinto

El Senado de la República acaba de aprobar la Ley General de Biodiversidad y abrogó la Ley de Vida Silvestre, su intención es modernizar el entorno jurídico-legislativo en las cuestiones de biodiversidad, pero, paradójicamente construye un espacio de exclusión y discriminación, sobre todo para las comunidades indígenas y poblaciones rurales del país.
Y este espacio de exclusión, violenta además lo establecido en el artículo 2° que salvaguarda el derecho de las comunidades a participar en la toma de decisiones sobre el patrimonio biocultural, mismo que la Ley General de Biodiversidad deja abierto a su devastación por parte de las grandes empresas mineras.
Además de ello, la misma Corte Interamericana ha mostrado que los estados deben tener en cuenta los derechos territoriales indígenas, de tal manera que la propuesta de desarrollo no avasalle ni excluyan a las comunidades.
Hidalgo es un estado megadiverso y, aun cuando no se diga, un estado minero en el que su explotación ha pasado por encima de la riqueza natural y de los derechos indígenas de sus comunidades. Un estado como el nuestro debería de analizar los votos senatoriales antes de emitirlos porque estos votos no son un patrimonio personal, sino producto de una representación otorgada a través del sufragio, del voto ciudadano.
Hidalgo es una entidad en el que la Ley General de Biodiversidad, debió encontrar una férrea oposición a que se aprobara en las condiciones en las que se realizó; nuestros senadores debieron de incitar el análisis, la reflexión, la construcción de una discusión seria y real frente a una propuesta de ley, a todas luces, ajena a la conservación de nuestros recursos.
Sin embargo, a pesar de que contamos con tres senadores de la república, solo uno votó en contra de la ley. A pesar de la propuesta del Ejecutivo del estado de generar condiciones para promover una estrategia de biodiversidad y fortalecer las áreas naturales protegidas, los senadores que deberían de votar en consonancia con ese interés, votaron diferente, a pesar de todo, siguen metidos en el laberinto de las senadurías personales y las votaciones insensibles.

Lee también

Templo Mayor

¡QUÉ RARO se está poniendo esto! A más de uno sorprendió que Yeidckol Polevnsky saliera …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert: Content is protected !!