Inicio / A criterio de / El Triferberg

El Triferberg

-¡Diana, Diana: regocijémonos todos!: el TRIFE no servirá para nada más que legalizar lo ilegal, pero a partir de esta semana ya tenemos los mexicanos un súper guardián electoral.
Se llama Mark Zuckerberg, tiene 33 años, y ofreció solemnemente ante el Congreso norteamericano el miércoles “PROTEGER” las elecciones en México de cualquier intervención o hackeo ruso, a través del medio social que dirige “Facebook” de cualquier intento por entes extranjeros para influir en las próximas elecciones en MÉXICO.
Tendremos pues como resguardo de los comicios presidenciales del 1 de julio del 2018 no a un TRIFE, que equivale a la consabida “carabina de Ambrosio”, pero sí un “TRIFERBERG” que por medio de Facebook resguardará -hasta donde le alcance- que nadie aproveche la popular pero muy abusada plataforma citada para torcer la voluntad electoral del pueblo, tal y como sucedió en el 2016 a manos de los rusos en las elecciones presidenciales norteamericanas.
Para los que apenas acaban de regresar de Marte, o de apearse de la Estación Espacial tras década y media de turno, permítannos recordarnos que cuando cursaba el segundo año en la Universidad de Harvard, en febrero del 2004, Zuckerberg tuvo la ocurrencia -junto con cinco amigos- de crear Facebook, el más popular medio social del internet hasta hoy.
Hoy en día Zuckerberg se desempeña como su presidente y director general (CEO).
Cuando se supo que la plataforma de Facebook había sido empleada, entre otros, por un ciberminero llamado Cambridge Analytica para “gambusear” datos personales en internet de los usuarios de esta popular red social, y emplearlos para lavarles el coco con mensajes preñados de sus prejuicios para influir en su ejercicio del voto, se armó la flatulencia en grande en todo el mundo.
Por un lado, tenemos las consideraciones de la privacidad individual, resguardada por leyes muy específicas en los países más avanzados.
Y, por otro, el empleo de información personal para “cocowashear” a los votantes, trabajando en esto para intereses extranjeros.
Los cuales el mismo Zuckerberg identificó ante el Congreso norteamericano al que fue llamado durante dos días consecutivos esta semana para responder a interrogatorios acerca de este gigantesco robo de datos personales, como de origen RUSO.
Su empresa, pues, se prestó a prácticas sumamente cuestionadas e ilícitas, dejando perfectamente claro que en Facebook -y en la era del internet- no hay tal cosa como “privacidad” y que casi cualquier hacker puede “minar datos” para reforzar prejuicios o sembrar “fake news” (noticias falsas) y así MANIPULAR mentalmente a los usuarios, en este caso de esta plataforma digital social.
La empresa que Zuckerberg dirige finalmente mostró ser la diseminadora más grande del mundo de las “fake news”, que no son otra cosa que cuentos chinos disfrazados de información.
Durante las audiencias en el Congreso norteamericano, Zuckerberg reconoció sus errores, lo que pasó, y ofrece enmendarlos a futuro, por lo pronto -y en prenda va mi espada- en las inminentes elecciones mexicanas, entre otras del mundo.
No sabemos ustedes qué piensan, estimados lectores, pero píntennos de color escéptico: mientras tengamos un TRIFE que premie las trampas, ni el TRIFERBERG, con todo su poderío cibernético, podrá contra los mapaches y tlacuaches regocijándose en trampas y del todo impunes.

Manuel J. Jáuregui
Agencia Reforma

Lee también

La guerra por las calles de la Cdmx

Cerca de las doce de la noche del martes 17 de septiembre, sujetos a bordo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!