Inicio / A criterio de / En riesgo, nuestra libertad en internet

En riesgo, nuestra libertad en internet

Hace unos años, cuando nació, el internet fue visto con optimismo porque se decía que permitiría que la gente estuviera al tanto de lo que ocurriera alrededor del mundo, propiciaría la comunicación inmediata entre las personas y haría accesible la suma total del conocimiento humano.

El tiempo demostró que si bien la red de redes puede contribuir a hacernos mejores, también puede tener efectos negativos sobre nuestra conducta.

Diversos estudios demuestran que cuando buscamos información en la red, tendemos a usar aquellos sitios cuyos contenidos reflejan nuestras creencias y preferencias, y que no visitamos los sitios en donde la información no concuerda con lo que creemos o sentimos. El resultado es que afianzamos más nuestras creencias y rechazamos con más vehemencia lo que no va de acuerdo con estas.

El mismo fenómeno ocurre con las redes sociales, que en determinados países han servido para unir a sus pobladores con el fin de lograr cambios importantes. La victoria de Barack Obama en 2008 se debió en parte al uso inteligente que le dio a Twitter; asimismo, la Primavera Árabe, que derrocó a varios gobiernos en África y Medio Oriente entre 2010 y 2013, fue posible gracias a las redes que convocaron a millones de personas a tomar las calles para exigir el cambio.

Sin embargo, esas mismas redes sociales que unen a las personas también contribuyen a dividirlas, porque en ellas no solo se debaten todo tipo de temas, sino se intercambian insultos al por mayor.

Tal es la fuerza del internet y las redes sociales, que cada vez más gobiernos están adoptando medidas para controlarlos, tal como lo muestra el estudio Freedom on the Net 2018 (Libertad en la Red 2018), realizado por la ONG estadounidense Freedom House (freedomhouse.org), que en su introducción señala: “Una cohorte de países se está moviendo hacia el autoritarismo digital al abrazar el modelo chino de censura extensa y sistemas de vigilancia automatizados. Como resultado de estas tendencias, la libertad global de internet disminuyó por octavo año consecutivo en 2018”.

En 2018, 36 países enviaron a sus representantes a capacitaciones y seminarios chinos sobre nuevos medios o gestión de información; 17 gobiernos, en nombre de la lucha contra las noticias falsas y la manipulación en línea, aprobaron o propusieron leyes que restringen los medios en línea, y 18 países aumentaron la vigilancia, a menudo evitando la supervisión independiente y debilitando el cifrado al obtener acceso ilimitado a los datos de usuarios y proveedores de servicio.

El estudio, realizado en 65 países, anota que en México disminuyó la libertad en el internet, que la empresa china Huawei (vetada en Estados Unidos y la Unión Europea) está construyendo la red wifi pública más grande de América Latina, que el gobierno manipula la discusión en redes sociales, que se aprobaron leyes que permiten la censura, una mayor supervisión gubernamental y la reducción del anonimato, y que varios blogueros han sido arrestados, asesinados, golpeados o atacados tecnológicamente.

El presidente Andrés Manuel López Obrador asegura ser respetuoso de la libertad de expresión y es de esperar que dé marcha atrás al proyecto controlador e intimidatorio que inició Enrique Peña Nieto.

Eduardo Ruiz-Healy

Lee también

Guanajuato, abandonado a su suerte

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, sorprendió el viernes pasado con este anuncio: “Por …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!