Inicio / A criterio de / Ganso cansado

Ganso cansado

“En tres años estará funcionando -me canso ganso–, además del actual, el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, con dos pistas adicionales, en Santa Lucía.”
Andrés Manuel López Obrador

Las obras del nuevo aeropuerto de Texcoco continúan. Los miles de trabajadores no han sido despedidos todavía y continúan laborando. Si bien algunos comentaristas interpretaron el anuncio como una señal de que la racionalidad prevalecería y se reviviría el proyecto, la realidad es otra.

El propósito de continuar las obras, dijo ayer el presidente López Obrador, “es mantener el fideicomiso, según entiendo, para respaldar los bonos, para que el gobierno cumpla, es nuestra palabra, y que los inversionistas no pierdan, que estas inversiones se garanticen”. Reiteró, sin embargo, que la cancelación del aeropuerto es “la decisión que se tomó”.

Por lo pronto, el nuevo gobierno no cumplió con su promesa de frenar las obras el primer día. Una cancelación así de drástica, no obstante, habría violado los contratos y provocado una suspensión de pagos, la cual habría detonado demandas multimillonarias de los tenedores de los bonos con los que se ha financiado el proyecto. El Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México y el gobierno mexicano habrían sido llevados a los tribunales de Nueva York. La calificación de todos los bonos del gobierno mexicano, y de muchos privados también, se habría desplomado, lo cual habría provocado mayores pagos de intereses.

Para evitar lo anterior, el gobierno de López Obrador ha lanzado una oferta de recompra de 1,800 millones de dólares de bonos del aeropuerto, de los 6 mil millones en el mercado, con la idea de reducir el pasivo y tener una cancelación ordenada. No se ha explicado de dónde saldrán los 1,800 millones de dólares con los que se comprarán los bonos.

Mientras tanto, las obras del nuevo aeropuerto continúan a pesar de que no hay ninguna intención de continuar el proyecto. Lo que se está construyendo tendrá que ser destruido después. Es un triste símbolo del inicio de un gobierno.

La decisión política parece inamovible. No se trata solo de una promesa de campaña, sino de una vieja convicción de López Obrador, que desde siempre se ha opuesto al aeropuerto de Texcoco. La consulta ciudadana de octubre, en la que solo participó el 1 por ciento de los ciudadanos, buscó justificar la decisión, pero significó también un compromiso político. López Obrador no podrá ya desistirse porque hizo del aeropuerto un símbolo del viejo régimen y de su presunta corrupción.

La cancelación del aeropuerto, sin embargo, tendrá un costo enorme para México y para los mexicanos. Habrá que rembolsar no solo las inversiones ya realizadas y las que están financiadas, sino pagar el costo, que nadie ha calculado, de devolver el terreno a su condición original, como lo exige la ley. También hay trabajos de remediación ecológica que habrá que continuar aunque se cancele el proyecto.

Todo este esfuerzo solo servirá para dejarnos un sistema de tres aeropuertos que no tendrán conectividad, que no contribuirán al desarrollo de la industria turística o aeronáutica, que no podrán concluirse en tres años -aunque se canse el ganso-sin violar o enmendar la ley y que tendrán un costo quizá superior al de terminar de construir un aeropuerto en Texcoco que sí sería un importante centro de conexiones.

Yo no sé si los contratos del aeropuerto eran corruptos, pero el propio López Obrador parece negarlo al declarar que dará nuevos proyectos a los mismos contratistas. Lo que sí sé es que las malas decisiones pueden costar más que la corrupción.

¡Bajan homicidios!
La Cuarta Transformación ya está teniendo resultados. En su conferencia de prensa de ayer el presidente declaró que el número de homicidios bajó de 68 a 50 diarios en sus dos primeros días de gobierno, “con la aclaración -dijo-que estamos verificando la fuente”.

Sergio Sarmiento

Lee también

La otra vía ambientalista

Hablar de ambientalismo el día de hoy, es hablar de posturas diversas y complejas en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!