Inicio / A criterio de / La conspiración

La conspiración

“El secreto, que es un instrumento de la conspiración, nunca debe ser el sistema de un gobierno regular.”
Jeremy Bentham

La posición del presidente Andrés Manuel López Obrador es clara y sana: “No vamos a ocultar absolutamente nada”, dijo ayer en su conferencia de prensa matutina. Los intentos por ocultar información de las investigaciones delicadas suelen tener consecuencias negativas, ya que crean dudas y suspicacias. La transparencia, sin embargo, no impide que se propaguen las teorías de la conspiración, las cuales tienen un enorme atractivo. La gente está dispuesta a creer todo, excepto la verdad o siquiera lo verosímil.

No hay indicio de que un atentado haya provocado la caída del helicóptero en el que viajaban el 24 de diciembre la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso, y su esposo, el senador Rafael Moreno Valle. Lo sabían quienes organizaron los gritos de “Justicia, justicia” que se le hicieron a la secretaria de gobernación, Olga Sánchez Cordero, en la ceremonia fúnebre del 25 de diciembre; pero quizá eran panistas que buscaban vengarse de las muchas conspiraciones que inventaron los morenistas antes de llegar al poder.

Si algo se le puede cuestionar al presidente en su conferencia de prensa de ayer fue su nuevo ataque a quienes no piensan como él. “Los conservadores de siempre crearon un ambiente mezquino en el estado”, dijo para explicar su ausencia de la ceremonia en Puebla y los gritos de “Justicia”. Hay una “intención de calumniar”, bajo el principio de que “La calumnia cuando no mancha tizna. Pero no van ni a manchar ni a tiznar”. A López Obrador se le olvida que ya no es un político en campaña, sino el presidente de todos los mexicanos.

Hasta este momento, sin embargo, ha habido una transparencia satisfactoria en la información sobre el accidente. Sabemos, por una inspección de los peritos de la Secretaría de Marina, que no hubo una explosión en vuelo del helicóptero. Cuando hay una explosión previa los restos se esparcen de manera más amplia, pero los del helicóptero Augusta se encuentran concentrados en una extensión relativamente pequeña de terreno y con señales de que el helicóptero se impactó de cabeza contra el suelo.

¿Error del piloto? No se puede descartar, supongo, pero lo que sabemos es que Roberto Coppe era un profesional muy respetado por sus colegas, que había sido piloto en Mexicana de Aviación en el pasado.

El terreno en el que cayó el helicóptero está siendo preservado por elementos del Ejército. Ahí deberán empezar las investigaciones, en las que el gobierno ha adelantado que habrá participación de empresas o instituciones especializadas extranjeras. De esta manera se busca eliminar la desconfianza tradicional que los mexicanos tenemos a las instituciones mexicanas.

No hay, sin embargo, ninguna información suficientemente contundente que pueda acabar con una teoría de la conspiración. Para los entusiastas de estas ideas, las pruebas que comprueban que no hay conspiración no hacen sino demostrar que la conspiración está funcionando.

Las teorías de la conspiración siempre han existido, pero se han multiplicado ahora con las redes sociales. No tiene mucho sentido molestarse con quienes propalan estas ideas. No son ni conservadores ni liberales. Tenemos por un lado a pequeños grupos que promueven las teorías de la conspiración con el fin de sembrar dudas y desinformación, y por el otro a una amplia población que está dispuesta a aceptar cualquier teoría. siempre y cuando sea disparatada.

Chispas
El Congreso de Puebla escogerá a un gobernador interino en los próximos días, el cual convocará a nuevas elecciones. Si bien la gobernadora Martha Érika Alonso era panista, los partidos de Juntos Haremos Historia tienen 22 de los 41 escaños del Congreso. La selección del interino echará chispas.

Lee también

Debajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!