Inicio / A criterio de / La manipulación en la UAEH es ajena a los estudiantes

La manipulación en la UAEH es ajena a los estudiantes

En algún tiempo, en Hidalgo, en la Universidad Autónoma del estado (UAEH) existieron los liderazgos estudiantiles. Entonces, uno como alumno votaba y designaba a dirigentes de las sociedades de alumnos y federaciones de estudiantes. Ahora, el todopoderoso y dueño de la institución ha intervenido para mantener cooptado a lo que ahora llaman Consejo Estudiantil Universitario, carente de identidad y sin mayor vínculo con el alumnado.

Tal como pasa con los dos sindicatos de la UAEH, el consejo estudiantil se ha convertido en un brazo político de Gerardo Sosa; sin embargo, contrario a lo que pasaba hace una década, los estudiantes no se sienten identificados con sus dirigentes. En pleno 2018, con la existencia de las redes sociales y con el acceso a nuevas tecnologías, los padres de familia y alumnos tienen una visión más amplia de las cosas.

Hace una década los universitarios le dejaron claro al entonces priista Gerardo Sosa que no se les podía ya manipular. En plena campaña presidencial, un 25 de enero de 2006, en el lienzo charro de Pachuca, Sosa y sus amigos recibieron una rechifla por parte de los estudiantes, quienes fueron acarreados y llevados a la campaña de quien entonces era el gallo del exrector.

Yo estuve ahí como estudiante y como reportero. Vi salir a más de 150 autobuses llenos de alumnos que fueron sustraídos de sus clases para llevarlos, desde las 8:00 horas, a un mitin en apoyo a Roberto Madrazo. El recién estrenado Consejo Universitario, a cargo de Cristian Herón Guevara, quien también era regidor en Pachuca, se inició como compinche del sistema. Sosa era dirigente estatal del partido al que ahora acusa de secuestrado, y como buen secuestrador obligó a los universitarios a lanzar vítores a favor de su candidato. Pero no contaba con el hecho de que los universitarios son seres pensantes y críticos.

Cinco minutos después de que Madrazo tomara el micrófono tuvo que abandonar el lienzo charro. Los jóvenes reían y se burlaba de la figura que aún cree que los puede manipular, quien compartió las culpas del “Martes negro de Madrazo”.

Hoy, 12 años después, al estilo de los 80, Sosa trata de manipular de nuevo al estudiantado y para ello quiere usar al consejo. En medio de un conflicto artificial, los estudiantes no solo son los más afectados, ahora se les quiere utilizar como carne de cañón, como ha pasado en anteriores ocasiones, en su afán por demostrar que aún tiene capital político y control sobre la casa educativa.

Lee también

Islas Marías, un recurso desperdiciado

En 1905, cuando el presidente Porfirio Díaz decretó que en las Islas Marías se estableciera …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!