Home / A criterio de / La reconquista

La reconquista

La comida dizque mexicana que podía comerse hasta hace pocos años en esta ciudad es la que se conoce como texmex. Platillos condimentados con comino, tacos hechos en envoltorios rígidos de maíz (taco shell)con queso amarillo y lechuga entre sus ingredientes indispensables, taco salads y otros inventos podían comerse en restaurantes pertenecientes a la cadena de comida rápida Taco Bell o en establecimientos que presumían servir mexican food, entre ellos uno de los restaurantes que en la Trump Tower de Nueva York incluye en su menú esa ensalada de taco.
En 1986 o 1987 la cadena de taquerías El Farolito inauguró un restaurante de comida auténticamente mexicana en la zona noroeste de esta ciudad, sobre la calle Wurzbach Road. Sin embargo, el lugar no prosperó y después de pocos años cerró sus puertas.
Actualmente las cosas son diferentes debido a que en los últimos 20 años han llegado miles de mexicanos a establecerse en esta ciudad texana. Muchos de ellos huyendo de la inseguridad que afecta a nuestro país y la mayoría en busca de mejores oportunidades económicas.
La comida texmex está perdiendo terreno ante las diferentes variedades de comida realmente mexicana que hoy es posible encontrar en diversos comercios y restaurantes.
Y no sólo los expatriados y sus hijos están consumiendo nuestros platillos; también los estadunidenses los han ido descubriendo, en perjuicio de las recetas texmex que en muchos casos fueron inventadas por gringos que no conocían la gran riqueza y diversidad de la gastronomía mexicana.
Hasta hace poco los estadounidenses más aventureros probaban el chile jalapeno (sin la eñe) cuando consumían comida mexicana. Hoy no es difícil encontrar en los supermercados salsas elaboradas con chile chipotle y hasta habanero, tanto importadas de México como fabricadas en Estados Unidos.
El consumo creciente de la comida mexicana de verdad es una realidad en este país. Y no sólo en los estados que comparten una frontera con México o tienen un elevado número de habitantes mexicanos o mexicano-estadunidenses. También es posible encontrarla en Luisiana, Minnesota, Hawái y Alaska, entre otras entidades de la Unión Americana.
Muchas personas me dicen que lo mexicano llegó para quedarse y afianzarse cada vez más en este país, pese a los esfuerzos del presidente Donald Trump para que en su país sólo rijan las manifestaciones de la cultura anglosajona y germánica y del cristianismo fundamentalista.
La comida mexicana, el uso cada vez más extendido del español como segundo idioma, la fiesta del 5 de Mayo y la creciente fuerza política de los latinos (de la cual los mexicanos son la mayoría) son, para un buen número de analistas, pruebas de que va por buen camino la reconquista de lo que una vez fue parte de México. Sólo el tiempo dirá si tenían razón.

Lee también

Se dice…

que quienes son señalados de cobrar cuotas excesivas son los inspectores de la Dirección de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert: Content is protected !!