Madrazo y el 2006 - Criterio Hidalgo

Inicio / A criterio de / Madrazo y el 2006

Madrazo y el 2006

Doce años después, el candidato que quedó en tercer lugar en la elección presidencial de 2006 ha tratado de pegar un madrazo. “En mis actas, Andrés Manuel [López Obrador] estaba arriba de Calderón, en mis actas, en las del PRI no sé – declaró Roberto Madrazo a un programa radiofónico en Tabasco–. Si el IFE hubiera tomado la decisión de hacer recuento, como exigía una parte de la oposición que contendía, casilla por casilla y voto por voto, yo sabía que podía ser un recuento favorable a López Obrador, pero ésa no era mi lucha, no era mi lucha entrar a ese debate porque yo tampoco tenía todas las actas.”

El ex presidente Felipe Calderón me dijo ayer: “En ningún conjunto de actas [López Obrador] iba arriba, ni siquiera en las del PRD. Andrés Manuel nunca fue arriba”. Por eso López Obrador “no alegaba que se recontaran las actas, sino que se recontaran los votos”.

“En las encuestas de salida yo había ganado -afirma Calderón-. Lo mismo en los conteos rápidos, incluso en el del IFE”, que no anunció el resultado por lo cerrado. “Andrés Manuel dijo que él tenía una encuesta en la que iba 10 puntos adelante, pero nunca la presentó. Incluso la encuesta de Covarrubias, que era su encuestadora, dijo que yo había ganado la elección: Felipe 37, AMLO 36. Gané la elección limpiamente por un margen muy estrecho”.

Ni siquiera la Coalición por el Bien de Todos, que postuló a López Obrador, pidió un recuento de todos los votos en todas las casillas. Luis Carlos Ugalde, presidente del IFE en 2006, apunta que la coalición pidió el recuento del 16.6 por ciento de las urnas. El Tribunal Electoral aceptó abrir alrededor de 11 por ciento, cuyos votos se recontaron uno a uno sin que se registrara ninguna diferencia signifi cativa sobre los resultados originales.

López Obrador sí insistía en todos sus actos públicos que debía hacerse un recuento voto por voto, casilla por casilla; pero abrir las urnas sin una causa dispuesta por la ley era ilegal y la sanción era la anulación de la elección. Quizá eso era lo que buscaba López Obrador: la anulación.

Hoy Madrazo afirma que sus actas, no las del PRI, ponían adelante a Andrés Manuel. ¿Tendría él actas distintas a las de su partido? Dice que no le dio sus actas a López Obrador porque éste no se las pidió. No ha dicho, sin embargo, qué pasó con ellas. Si las tiene todavía, y supongo que uno no destruiría documentos tan importantes, hoy tendría que mostrarlas.

Madrazo afirma que como se negó a avalar el triunfo de Calderón, éste se vengó inventando la mentira de que había hecho trampa en el maratón de Berlín de 2007. Solo que Calderón no participó en la publicación de la historia. Un reportero maratonista del Reforma vio el tiempo de Madrazo, 2 horas con 29 minutos, y supo que era imposible lograrlo para un corredor de 55 años que había promediado 3:40 en otros maratones. Ahí empezó la investigación del periódico. Los registros parciales de la carrera, disponibles públicamente, mostraron que Madrazo se había saltado dos etapas.

Doce años después de la elección de 2006, en un momento en que Andrés Manuel es presidente electo, Madrazo quiere al parecer acercarse al otro tabasqueño. En la elección de 1994, sin embargo, López Obrador acusó a Madrazo de hacerle trampa y de haber gastado 241 millones de pesos en una campaña cuyo tope era de 3 millones. ¿Logrará incluso así el perdón de su paisano?

Dictadores

Un grupo de manifestantes bloqueó ayer el edifi cio de la Rectoría de la UNAM e impidió que los trabajadores pudieran salir y entrar. El rector Enrique Graue tuvo que regresar del aeropuerto para recibir personalmente su pliego petitorio. Nuestros nuevos activistas se han convertido en verdaderos dictadores.

Lee también

Para muestra basta un botón

Coloquialmente se dice que para muestra basta un botón. Vaya botón es en estos días …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert: Content is protected !!