Home / A criterio de / Mirador

Mirador

Han florecido en mi jardín los alcatraces, flores nupciales de apariencia lúbrica.
Con ellos formaban su ramo las novias del pasado siglo. En los antiguos retratos de bodas aparecen los alcatraces con su mensaje a un tiempo de pureza y voluptuosidad.
Las flores tienen su propio lenguaje. Lo dijo García Lorca por boca de Doña Rosita la soltera. El alcatraz nos habla de goces presentidos; de secretos deliquios; de íntimas intimidades entre un hombre y una mujer que nunca nadie sabrá aparte de ellos.
Con los alcatraces mi jardín se ha vuelto erótico. Deberán ahora brotar los pudorosos lirios y la mística pasionaria a fin de restablecer la armonía floral.
Por lo pronto les pediré a los alcatraces que se recaten entre su follaje. Ellos me dirán que no tienen la culpa de mis pensamientos ni de mis recuerdos. Y tendrán razón. Pero aun así les pediré que se escondan, pues yo no puedo esconder ni mis recuerdos ni mis pensamientos.
¡Hasta mañana!…

Lee también

Juárez y AMLO

Un hombre como Juárez, por su pensamiento y su obra, puede ser querido y eterno”. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.