Inicio / A criterio de / Otra vez el Tuzobús

Otra vez el Tuzobús

Aún no cumple cuatro años el Tuzobus y su operación, que anunciaba mejorar las condiciones de movilidad en Pachuca, ha dejado mucho que desear por lo que le fue retirada la concesión a quienes lo administraban.

Para los que no conocen o no recuerdan la historia del famosísimo Tuzobús, les cuento que para echarlo a andar tuvieron que pasar toda clase de inconvenientes, desde el tipo de vehículos que se iban a comprar, hasta el retiro de combis, microbuses y autobuses de pasajeros que circulaban por su ruta.

Por supuesto que un nuevo esquema de transporte masivo generó suspicacias y varios personajes cuestionaban esa preocupación que le nació de repente a las autoridades por, según ellos, introducir un sistema de movilidad moderno e innovador.

Total que a los pachuqueños se les vendió el proyecto como algo único en el mundo mundial y que los colocaría como una ciudad de vanguardia con un transporte superchingón.

Luego vinieron las pruebas de lo que iba a ser la adquisición de los autobuses y, de nuevo, los cuestionamientos sobre el hecho de comprar camiones que no eran armados en Hidalgo, haciendo un lado a las empresas paisanas con amplia experiencia en el ramo. O sea, como clásicos malinchistas, preferían los productos de otros lugares, despreciando lo que por décadas se ha hecho en Hidalgo. ¡¡¡qué culeis!!!!

Otro de los inconvenientes que enfrentó el Tuzobús, fue el retiro de circulación de cientos de combis y microbuses, lo que dejó sin empleo a un número igual de choferes.

Así que, primero, había que persuadir a los concesionarios de renunciar a su minita de oro y les ofrecieron que podrían ser “inversionistas” de tremendo proyecto que vendría a sacar a Pachuca de su condición provinciana, como si ser de provincia fuera una vergüenza.

Después, tendrían que convencer a los choferes de que no serían abandonados a su suerte y tendrían cabida como conductores del Tuzobús o de las alimentadoras o troncales.

Total que ya todos metidos en el proyecto del siglo, pocos se enteraron que el Tuzobús, así como otros sistemas del país, eran parte de un programa federal con recursos a fondo perdido, o sea que la lana la iba a poner el gobierno y que por supuesto tenía que cumplir con varias condiciones, la más importante: que todo se haría como mandara el gobierno federal, que para eso ponía la feria.

Así que, sin meter un peso, un grupo de “inversionistas” que no eran más que los concesionarios de siempre, comenzaron a operar y, al principio, con la novedad, todo parecía lindo. Hasta que se dieron cuenta de los retrasos para que pasaran los camiones y la lentitud de las alimentadoras o troncales.

Lo curioso es que los vehículos se fueron deteriorando a tal grado que las unidades rodaban con llantas en malas condiciones y la demora de las troncales convertían en una tortura un viaje que en las combis se podría hacer en mucho menos tiempo, además del gasto de combustible y la contaminación generada por vehículos que fueron trabajados con “un cuestionable mantenimiento”, total como no les costaron, pues que se chinguen vehículos y pasajeros.

Así que a la vuelta de cuatro años y después de echar a un administrador y poner a otro y luego el paro de conductores, las autoridades entran al quite para, como dijera el Chapulín Colorado, salvar a la ciudadanía.

Ante tan tremenda decisión, hay varias preguntas.

Con la revocación de la concesión, ¿se les regresarán a los dueños “inversionistas” de las combis que amablemente las retiraron hace cuatro años, sus concesiones?

¿Al retirarlos de la administración será para mejorar el sistema de transporte?

¿El manejo del Tuzobús garantizará que comprarán camiones armados en Hidalgo?

¿La inversión ahora si será tripartita?

Y los choferes, ¿se quedarán de nuevo sin chamba o ya hay un plan B?

Lee también

Una activista provocó la captura del feminicida de Toluca

“Te voy a vigilar, vecina”, le escribió Óscar García Guzmán, el feminicida de santín, a …

Un comentarios

  1. EL gobierno va a meter ahora sus nuevos amigo a lo del Tuzobús para hacer negocio, como sea, todo lo que requiere un gasto es un gran botín para los gobernantes ya que se llevan su tajada

    Los inversionistas pues ya perdieron sus concesiones que cambiaron por acciones ya que las concesiones fueron extinguidas

    La cadena se rompe por el eslabon mas debil, y este es el usuario y el operador de las unidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!