Inicio / A criterio de / La podrida política mexicana

La podrida política mexicana

Siete mil millones de pesos del erario desviados mediante la contratación de universidades públicas. Setenta convenios expuestos en los que se detalla la participación de cinco secretarías y seis dependencias públicas. Veintidós meses después de la publicación en el portal de Animal Político de la Estafa Maestra, la extitular de la Secretaría de Desarrollo Social Rosario Robles fue recluida de manera preventiva en el penal de Santa Marta Acatitla.
Es, hasta el momento, el chivo expiatorio de una trama de corrupción tan bien planeada que se extendió por sexenios. La investigación del portal noticioso abarcó apenas 2013 y 2014 y documentó la existencia de por lo menos 128 empresas fantasma que sirvieron a universidades politécnicas, como la de Francisco I. Madero, para desaparecer el dinero que debió usarse en el desarrollo del país, parte del cual era de la Cruzada Nacional contra el Hambre. En Hidalgo, por ejemplo, se usó al Sistema de Radio y Televisión de Hidalgo (SRTH) para triangular recursos con empresas inexistentes. Sergio Islas Olvera, su entonces titular, fue sentenciado en diciembre pasado por el delito de negociaciones indebidas por 77 millones 919 mil 524 pesos y enfrenta otro proceso por peculado, por más de 110 millones de pesos.
Entre 2014 y 2015 el sistema televisivo estatal recibió 995 millones de pesos de la Sedesol; de estos, 66 millones acabaron en bancos de China, Corea y Estados Unidos. Se estima que, mediante este esquema, el SRTH desvió 352 millones de pesos que debieron usarse para combatir la pobreza en 2014; mientras, en 2015, 601 millones. A nivel nacional, además de Rosario Robles, están involucrados Emilio Lozoya, entonces titular de Pemex; Alfredo del Mazo, actual gobernador del Estado de México y entonces titular de Banobras; Gerardo Ruiz Esparza, de la Sedatu; Enrique Martínez, quien dirigió Sagarpa; José Reyes Baeza, entonces en Fovissste; Emilio Chuayffet, exsecretario de Educación; Ildelfonso Guajardo, de Economía, y el entonces encargado del INEA, Alfredo Llorente. Nombres que solo podemos relacionar con la podrida política mexicana.

Lee también

México y el destino de Trump

Siempre controversial y arriesgado, gran negociador y empresario, hoy está mostrándole al mundo que sabe …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!