Salomónico - Criterio Hidalgo

Inicio / A criterio de / Salomónico

Salomónico

Cuando todo mundo pensaba que iba a sacar chispas la comparecencia del secretario de Gobierno en el Congreso del estado, todo quedó en algunos cuestionamientos fuertes, pero la sangre no llegó al río.

Y es que, con un Congreso totalmente de oposición, era lógico que los madrazos se pusieran de a peso, sobre todo en temas tan calientes como el huachicol, los feminicidios, la inseguridad que ha aumentado de forma considerable, aunque algunos aseguren que todo está caminando perfectamente, y los linchamientos, que son un reflejo del hartazgo de la población.

La percepción de quienes viven la realidad en Hidalgo es bien diferente a la que tienen los funcionarios, y es deber de los representantes del pueblo hacer su chamba para señalar las fallas. O cuando menos eso se esperaba.

A la cita con el Legislativo, los diputados iban como gallitos, con las navajas bien filosas, como para darle una buena tasajeada al encargado de la política interna del estado.

Las preguntas bravas, como lo ocurrido en la última sesión de la Legislatura anterior, en la que se realizaron modificaciones expres  mientras fuera del recinto los toletazos se ponían rudos, pero todo conforme a la ley.

Un tema que se abordó ampliamente fue la inseguridad, sobre todo la que se padece a diario en los autobuses foráneos en las carreteras de Hidalgo, los levantones de decenas de personas en algunas regiones y que, lamentablemente, luego aparecen muertas; a lo que el secretario afirmó que hay preocupación y que se está trabajando para inhibir este tipo de delitos.

Reconocer que hay un problema con los feminicidios es ya un buen avance, aunque el hecho de que no solo sean uno o dos los casos, sino 18 tan solo en este año, con todo respeto, señor secretario, debería más que preocuparles, ocuparles, porque eso demuestra que la estrategia, si es que la hay,  para defender a las mujeres no ha funcionado del todo.

Pero quizá el mayor problema de seguridad que enfrenta hoy el estado es el huachicoleo, que ha permeado en algunas regiones a tal grado que poblaciones completas han hecho de esta actividad ilícita su modo de vida.

Ante esa problemática, el secretario aseguró que el combate a este delito ha sido consistente y contundente,  ahí está la estadística,  con varios millones de litros de combustible decomisado y más de un centenar de detenidos.

Lo malo es que por más decomisos, seguimos en los primeros lugares a nivel nacional en el número de tomas clandestinas descubiertas.

Así, durante cuatro horas, hubo reclamos, señalamientos que amenazaban con mandar buscar urgentemente curitas para los raspones; sin embargo, a pesar de los madrazos, el secretario salió bien librado,  sonriente y pidiendo que se tomaran la foto del  recuerdo.

El marcador final, un empate salomónico.

 

Palabras más, palabras menos

Perdón por hacer una pregunta tonta.

¿Cuántas agresiones físicas,  emocionales y hasta por cuestiones de género ha sufrido usted en el transporte público?

Y es que cada vez es más frecuente la queja de los usuarios que aseguran que viajar en una combi es exponer el físico.

Martín  aborda cuatro combis para realizar sus actividades  y tiene que ir de pie durante todo el trayecto porque las camionetas siempre van  repletas de personas.

Cuenta que  algunos conductores poco amables no tienen el mínimo tacto para esperar que suban y medio se acomoden los pasajeros, simplemente arrancan y las señoras que van con niños pequeños se tienen que agarrar con 20 uñas para no caer. Son groseros, hacen paradas donde quieren y nadie les dice nada, o sea, se pasan de lanzas.

 

Lee también

¿Será tan bueno?

Esta semana Criterio Hidalgo publicó un sondeo de tres productos en tres tiendas distintas con …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert: Content is protected !!