Inicio / A criterio de / Somos inmunes

Somos inmunes

M e cae que a los hidalguenses nos la pellizca la contaminación. O al menos eso creen las autoridades, porque a pesar de que en toda la ciudad de Pachuca se extendía una nube grisácea de humo, polvo y las famosas partículas suspendidas, fue hasta 24 horas después que decidieron decretar contingencia ambiental fase 1; prohibir las actividades al aire libre y cerrar las ventanas para prevenir enfermedades respiratorias. Y es que no era para menos. Primero los incendios que afectaron a la ciudad dejaron una humareda que no fue fácil de disipar, a pesar de los vientos, y luego el puto calor (aclaro que la Real Academia de la lengua ya permite esta expresión) que azota a todo el Estado, y que en Pachuca ha llegado incluso a los 32 grados; mucho calor para esta región y si a eso le agregamos que la contaminación en el Valle de México también nos afecta, pues estamos fregados. Es por eso que sorprende la tranquilidad con que se tomó el que aumentaran los índices de contaminación, y lo más grave es que no se asumiera de manera seria lo que las partículas suspendidas pueden afectar a los organismos. Total, que la famosísima Bella Airosa hoy de plano nos hizo quedar mal y parece que la maldición de la Ciudad de México nos alcanzó. Afortunadamente el secretario del Medio Ambiente se puso las pilas y en un acto de responsabilidad se fajó los pantaloncitos y con muchos huevos determinó de manera contundente que había contingencia, porque la contaminación es cosa seria y no podemos ni debemos esperar a ver si empezamos a caer desmayados como pajaritos. Ya los hidalguenses hemos padecido por años y sin chistar que nos echen para acá su contaminación, como para ahora esperar sentados a que por negligentes nos señalen no solo autoridades federales, sino organismos internacionales. Aquí no caben los miramientos ni los titubeos o todos nos ordenamos, o como decía mi madre, aquí nos chingamos todos. Y en verdad es cierto, ni por más ricos e influyentes, a la hora de los efectos por contaminación, todos y cuando me refiero a todos, vamos a sufrir las consecuencias. Así que ya es momento de no solo voltear a ver a las autoridades cuando a contaminación se refiere, mejor asumamos la responsabilidad que nos corresponde a cada uno y caminemos juntos hacia un objetivo; mejorar el ambiente que vamos a heredar a nuestros hijos, o lo que es lo mismo, no nos hagamos güeyes con la verificación de nuestros autos, con el reciclado de basura, con la tala de árboles, con los incendios provocados por tirar residuos. ¿O que suponen, que somos inmunes? El futuro ya nos alcanzó, así que más vale que lo tomemos en serio.

PALABRAS MÁS, PALABRAS MENOS

No me quiero imaginar lo que significa no tener agua y soportar los calorones de los últimos días. Pues eso enfrentan los vecinos de Zacualtipán, que llevan 20 días sin agua, porque según les han dicho, el racionamiento es para que no la desperdicien. Con más de 34 mil habitantes que están padeciendo por el agua y con autoridades que más que gobernantes parecen sus papás, está cabrón lidiar. Seguramente los responsables de la distribución del agua si tienen el liquido en su casa y que los otros se chinguen. Habría que ver qué hacen las autoridades al respecto. Claro si en realidad les preocupa el bienestar de los hidalguenses. Espero sus comentarios.

Lee también

Y el narcotráfico, ¿cuándo lo usará Trump para agredir de nuevo a México?

El gobierno mexicano realizará esfuerzos extraordinarios y dedicará una importante cantidad de recursos económicos, físicos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!