Inicio / A criterio de / Templo Mayor

Templo Mayor

POR INCREÍBLE que parezca, en la Cámara de Diputados un legislador está pidiendo que comparezca la presidenta de la Comisión Federal de Competencia por haberse atrevido a… ¡señalar riesgos contra la competencia económica!
RESULTA QUE Alejandra Palacios escribió un artículo para Grupo Reforma en el que señalaba que las adjudicaciones directas del gobierno son un riesgo para la libertad del mercado, debido a su discrecionalidad. Y ponía como ejemplo de esto la inexplicable decisión de darle a Banco Azteca, por dedazo y sin licitación, el manejo de las tarjetas para los programas «Jóvenes Construyendo el Futuro» y «Pensión para el Bienestar de los Adultos Mayores».
¡UY, NO lo hubiera hecho! Pa’ pronto el diputado Francisco Elizondo Garrido presentó por sí mismo -no vayan a pensar que estaba tripulado- el punto de acuerdo que acusa a Palacios de violar los principios de imparcialidad, legalidad, objetividad, certeza, honestidad y transparencia. Nomás le faltó culparla del cambio climático.
HAY QUE tener claro que Elizondo Garrido es un diputado del grupo de los kiwis: morenos por fuera, pero verdes por dentro. Era peñista, delegado de la SCT en Quintana Roo, militaba en el Partido Verde, se pasó a Morena y es íntimo amigo de Arturo Escobar. ¿Así o más claro?

***
¡AHÍ VIENEN los rusos, tovarich! En un foro impulsado por senadores del Partido del Trabajo, sí, del PT, se amarraron convenios comerciales de empresas petroleras de Rusia con Pemex y la CFE.
EL INTERÉS de los rusos por el sector energético mexicano es de tal tamaño que se anunciaron inversiones, supuestamente, por 15 mil millones de dólares en «proyectos estratégicos».
LO CURIOSO de todo esto es que el Presidente ha sido bastante crítico de la reforma que abrió el sector energético a la inversión privada. ¿Será que con Rusia el camarada Andrei Manuelovich suavice su postura? Está en chino saberlo. Perdón, ¡en ruso!

***
NO HAY que ser Sherlock Holmes para saber que el primero en decir «yo no fui» se convierte de inmediato en sospechoso. Y eso va por el coordinador perredista en San Lázaro, Ricardo Gallardo, quien salió sin pruebas a decir que el ataque a balazos contra «El Mijis» fue… ¡un autoatentado!
AL SUGERIR que el propio Pedro Carrizales fingió la agresión, el ex alcalde potosino se pone él solito en la fila de los sospechosos, pues para nadie es secreto la persecución de la que fue objeto el activista por parte del clan Gallardo, que hizo del poder un negocio familiar.

Lee también

El niño sicario el Ponchis/ Charrez, sin fuero

En diciembre de 2010, la prensa de México y del mundo publicó: “El Ejército Mexicano …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!