Templo Mayor - Criterio Hidalgo

Inicio / A criterio de / Templo Mayor

Templo Mayor

LUEGO del frentazo que se llevó Andrés Manuel López Obrador con su fallido “nombramiento” de Alicia Bárcena como embajadora en la ONU, el tabasqueño nomás no aprende.

DICEN QUE trae en la mira a dos ex funcionarios federales para integrarlos a su gabinete: uno es Carlos Jarque, ex presidente del Inegi y ex directivo del Banco Interamericano de Desarrollo. El otro es Julio Frenk, secretario de Salud en el gobierno de Vicente Fox y hoy presidente de la Universidad de Miami.

AHORA nomás falta saber si López Obrador ya habló con ambos para platicarles sus planes o si pretende, como Bárcena, destaparlos sin avisarles pa’ que luego ellos lo bateen.

*

EN LOS círculos judiciales se comenta que si alguien quiere entender el tira-tira entre Chihuahua y el gobierno federal, le debería preguntar a Martha María Hernández, del Consejo de la Judicatura.

SEGÚN ESTO, la consejera ha estado muuuy atenta y especialmente interesada en los jaloneos por el reo Alejandro Gutiérrez, entre la administración de Javier Corral y la PGR.

MÁS DE UNO en los tribunales se pregunta si la jurista algo ha tenido que ver con la enjundia del juez Gerardo Moreno García, para arrebatarle a su reo de lujo a la justicia chihuahuense.

*

SI POR pasarse un solo minuto en el parquímetro, a cualquier automovilista le cae “la araña”, a ver si no se le aparece una tarántula a Carlos Meneses, el secretario de Movilidad de la Ciudad de México.

SI YA de por sí resulta extraño que no rinda cuentas de los 72 millones de pesos que ha recibido la dependencia por concepto de parquímetros, la cosa se pone peor ante el silencio del funcionario.

Y MÁS cuando hay un señalamiento directísimo por parte de Roberto Remes, de la Autoridad del Espacio Público, en el sentido de que a él le ordenaron pasar esos recursos a Semovi. A ver si el jefe de gobierno, José Ramón Amieva, se da por enterado de este escándalo.

*

Y AL FINAL el dinero fue el auténtico campeón, pues los directivos de la Federación Mexicana de Futbol, a punta de billetazos, le arrebataron a los chiapanecos el sueño de volver a la primera división.

YA SE CONCRETÓ el pago de 120 millones de pesos que hizo el equipo Lobos BUAP para mantenerse en el máximo circuito, la Liga MX, pese a que por sus pobres resultados tendría que haber regresado a la categoría inferior.

ASÍ, los campeones sin corona son los Cafetaleros de Tapachula, que ganaron el título de la Liga de Ascenso, pero no el anhelado ascenso. En Chiapas se sienten robados por el árbitro.

Lee también

Los Teatros Del Progreso y Bartolomé de Medina (Segunda y última parte)

El 5 mayo de 1887, cuatro meses después de haber sido inaugurado el Teatro Bartolomé …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert: Content is protected !!