Inicio / A criterio de / Tula, inhabitable

Tula, inhabitable

¡¡¡Uff, qué alivio!!!!

No fue ningún periodista incómodo, quien reportó semejante declaración.

No fue un medio con encabezados sensacionalistas que crean psicosis y alarman a la población con información distorsionada el responsables de difundir la noticia.

Tampoco fueron esos ambientalistas catastróficos que por años han estado chingue y chingue con que la zona de Tula está bien contaminada.

No, señoras y señores.

Por primera vez fue la autoridad, concretamente el secretario de Medio Ambiente, Víctor Manuel Toledo, quien declaró en emergencia sanitaria y ambiental a la zona de Tula Hidalgo.

El anuncio me dejó perpleja.

¿Neta?, ¿un funcionario de alto nivel se atrevía a asegurar que Pemex, las cementeras y las aguas residuales que llegan desde la Ciudad de México y su zona metropolitana contribuían a provocar este desastre ecológico?

¿Qué les picó?, ¿están en su sano juicio?

Fue sorprendente escuchar tales afirmaciones y lo más sorprendente es que utilizaran los mismos argumentos con los que por años, reporteros y ambientalistas estuvieron machacando sobre el mismo tema.

Pareciera que estaban descubriendo el hilo negro y el agua tibia.

Porque para enterarnos de que el agua de pozos en la zona altamente está contaminada por metales pesados como el plomo, bario, mercurio y arsénico, son producto de las filtraciones de las aguas negras que llegan desde hace mas de 50 años, no era necesario convocar a una conferencia de prensa, ni recurrir al testimonio, de una persona de la región, testimonio por cierto bien producido en video.

Me cae que no era necesario tanta jalada.

A reserva de que podría equivocarme, creo que el secretario del Medio Ambiente federal, no ha pasado una tarde en una de las colonias de la ribera de la presa Endhó para darse cuenta de la pestilencia y las nubes de moscos que mantienen a los pobladores prisioneros en sus viviendas, rociándolas de insecticida para poder dormir.

Tampoco creo que los especialistas que rodeaban al secretario durante su presentación hayan pasado cerca de la refinería Miguel Hidalgo y se hayan percatado de la nata de contaminación que se forma durante sus procesos y que, por años, los responsables de la paraestatal han tratado de convencernos que es “humo ecológico”.

Y ni hablar de las intocables cementeras que, por décadas, han contaminado a las comunidades aledañas con polvos que se meten por las rendijas a las viviendas, que dejan una película grisácea en las hojas de las plantas y que seguramente ya tienen bien jodidos los pulmones de los pobladores.

Aun recuerdo el tremendo escándalo que se armó cuando un alcalde de oposición de la región se atrevió a denunciar que la leche que producían las vacas que tomaban agua de los canales, tenía plomo y que, como reportera, le di amplia cobertura.

Fue tal el encabronamiento de las autoridades que casi me expulsan del planeta por hacer tremendo reportaje.

Así que ahora celebro que no hayamos sido los reporteros incómodos ni los ambientalistas neoliberales, desestabilizadores del sistema ni los representantes de la iglesia católica que por años han estado poniendo atención al daño v ecológico de la zona, quienes lo informamos.

Fue el secretario del Medio Ambiente quien dijo que ahora sí se va hacer algo y para ello se declaro a Tula, zona de restauración ecológica.

Entonces, ¿dónde quedaron todos los esfuerzos de autoridades locales, ambientalistas y reporteros que por años han trabajado para mitigar el impacto al equilibrio ecológico y a la salud de los 175 mil habitantes de 135 poblados de la región?

O sea que todos los trabajos anteriores ya valieron madre. Espero sus comentarios.

Lee también

Una apuesta ante el presidente

Abro una apuesta: ¿cuál será la vigencia de las siguientes frases? En los últimos dos …

Un comentarios

  1. Gerardo Castillo Garcia

    Si que es insólito una declaración así, que reacción tendrá el Secretario Estatal de la Semarnat de esta afirmación?, seria interesante que obtuviera algún comentario del Ing. Rico Moreno; saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!