¿Y ahora qué sigue? - Criterio Hidalgo

Inicio / A criterio de / ¿Y ahora qué sigue?

¿Y ahora qué sigue?

Llegó el 6 de noviembre y nuestros vecinos de Estados Unidos salieron a votar. El resultado podríamos resumirlo en la palabra “equilibrio”. El presidente Trump y su partido lograron la mayoría en el Senado, mientras que los demócratas lo consiguieron en la cámara de representantes. Esto significa que para gobernar, Trump necesitará negociar con el partido opositor. Afortunadamente para el presidente, contar con el apoyo del Senado le permitirá negociar muchos temas, ya que los demócratas de igual manera querrán impulsar sus iniciativas y para sacarlas adelante necesitarán del Senado y del propio Trump. La amenaza de que la ola azul podría destituirlo ha quedado prácticamente sin efecto.  Para los estadounidenses es un buen escenario, ya que las decisiones que se tomen en materia de políticas públicas en diversos temas como la migración, el comercio, la salud, la seguridad nacional, entre muchos otros, tendrán que pasar por ambos partidos y entre todos tendrán que construir lo que mejor les convenga como país. No existirán decisiones unilaterales. Habrá quien quiera calificar la elección como una derrota para uno u otro partido o un revés para el presidente. Al contario, en los últimos meses hemos conocido a un presidente que si algo sabe hacer es negociar, por mucho que se le critique, ha logrado sentar en la mesa a los líderes de otros países e imponer lo que para él es importante para Estados Unidos. De ahí que no hay que sorprendernos si llega a buenos acuerdos con su Congreso y logra sacar avante temas como el migratorio, infraestructura, comercio internacional entre otros. Existen muchos temas como el de salud en el que cada partido esta impulsando lo que creen que es mejor y mientras unos defienden el Obama Care los otros quieren desaparecerlo, será ahí donde veamos quién cede y a cambio de qué.

Como mexicanos tenemos que considerar que este escenario nos va a permitir a su vez negociar con un vecino que estará velando por lo que es mejor para sus habitantes, pero que al final no será la voz de una sola persona, sino de una democracia la que fije su postura ante los diversos temas que tenemos sobre la mesa. Por ejemplo, el Tratado Comercial (T-MEC) el cual se tiene contemplado firmar en próximas fechas. La prueba de fuego en nuestra relación será la decisión que se tome en torno a los migrantes. Históricamente hemos visto que no importando quién controle las cámaras o presida el país, no se ha logrado impulsar una agenda que permita regularizar el estatus migratorio de nuestros paisanos y hemos sido testigos del trato que se les ha dado. Veremos si en esta ocasión los demócratas impulsan alguna iniciativa a favor o continúa la agenda del propio presidente. No faltan muchos días para que la caravana de migrantes centroamericanos llegue a la frontera norte, será entonces cuando conozcamos la postura real de cada partido y podremos darnos cuenta de lo que seguirá en los próximos años.

Aunard de la Rocha

Lee también

Segunda opinión

“No sabes hacer el amor” -le dijo el marido a su mujer. Días después llegó …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert: Content is protected !!