Inicio / A criterio de / ¿Y la gasolina, ‘apá?

¿Y la gasolina, ‘apá?

Enfrentar al huachicoleo así, a la de sin susto y sin medir los alcances, ya tuvo sus repercusiones. Una de ellas es que se cerraron los ductos y ahora Pemex tiene la instrucción de distribuir el combustible con pipas, hágame usted el rechingado favor. Esa medida regresa a nuestro país a los inicios de la distribución de Petróleos Mexicanos.

Por supuesto que es aplaudible que se quiera combatir el robo de hidrocarburo, aunque hacer creer que ahora sí se está enfrentando es faltar a la verdad y negar el trabajo que por años han desarrollado diferentes autoridades locales y nacionales.

Nada menos que en Hidalgo, en los últimos dos años y medio las autoridades han decomisado más de 3 millones de litros de combustible y han detectado, tan solo en 2018, más de mil 800 tomas clandestinas; o lo que es lo mismo, el combate frontal a los huachicoleros no comenzó el 1 de diciembre.

Así que ahora, ante esta crisis de desabasto por el cierre de los ductos para que no se roben la gasolina, las cosas no andan nada bien, aunque las autoridades federales aseguren que son los medios quienes están exagerando las cosas y que la prensa fifí magnifica la situación.

Imagino que eso que piensan los encargados de energía en el país es porque no han tenido que hacer colas por horas para que, al llegar con el despachador, les diga que solo les puede vender 100 pesos o, en el mejor de los casos, 20 litros.

¿Sabrán, por ejemplo, que en los centros de almacenamiento y despacho los tanques ya están vacíos debido a la brillante idea de cerrar los ductos y que llenar esos tanques implica hacer varios viajes en carro? ¿Que cada pipa tarda varias horas en ir y venir a la refinería más cercana y vaciar les lleva otras horas más? Entonces, ¿cómo insisten en asegurar que no hay desabasto en el país?
Fuentes confiables señalan que, por ejemplo, en muchas gasolineras de los estados más afectados por la crisis de combustibles, la gasolina Premiun se terminó y, como se tiene que importar, pues simple y sencillamente ya no hay y háganle como quieran.

Lo que sí ha ocurrido con todo este desmadre de los combustibles es que hay una guerra de declaraciones, de comunicados y hasta promocionales, pero lo cierto es que gasolina no hay en las estaciones de servicio y las colas para comprar cada vez son más largas, mientras que los responsables están en la creencia de “si yo no lo veo, no existe”, y pos así esta cabrón nuestro caso.

Un colega hizo una observación que me pareció interesante; aseguraba que solo en algunos de los estados de oposición está ocurriendo esta crisis. La verdad no lo creo, pero lo que sí creo es que en la toma de decisiones para enfrentar a los huachicoleros, además de huevos, se requiere una estrategia inteligente y hacer una investigación a los caciques que se encuentran dentro de Pemex y que se están llevando a la empresa entre las patas.

Y mientras son peras o manzanas, todo parece indicar que la situación de los combustibles se va a poner aún más intensa y, como siempre ocurre, los verdaderos afectados son los últimos de la cadena económica: los consumidores, que son los que pagan el pato.

Palabras más, palabras menos
Una buena noticia es la llegada de la exposición de la Capilla Sixtina a Hidalgo y lo que esto representa para la economía del estado.

Bertha Alfaro

Lee también

Cómo lograr un buen descanso

¿Te gustaría levantarte todos los días con energía, con fuerza y de mejor humor? ¿Te …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!