Inicio / Destacado / Huachicol escondido dentro de un panteón
Huachicol escondido dentro de un panteón
Huachicol escondido dentro de un panteón- Foto: Twitter

Huachicol escondido dentro de un panteón

Alrededor de la capilla amarilla, casi una pequeña choza, desluce la cinta de precaución, atada precariamente a un árbol y extendida desde el muro y luego colapsada y pisoteada en la tierra.

En esta capilla debían descansar los restos de un menor de edad (prácticamente un bebé a decir del espacio entre las manos que muestra un trabajador del panteón), pero en lugar de ello, bajo las planchas metálicas hay un túnel de cuatro metros de profundidad que da a un ducto de combustible.

Esta fosa huachicolera, descubierta desde julio de 2018 en Azcapotzalco, en el Panteón de Santa Lucía, es una muestra de la variedad de tomas y la amplitud de espacios en los que ha penetrado la actividad delictiva, aunque para la Alcaldía es prácticamente un misterio el camino que toman las investigaciones.

“Nosotros, en realidad, en el único tema que entramos es Protección Civil, es la facultad que tenemos y que en este tipo de cosas se acompaña, obviamente si hay un indicio y eso se ha denunciado, acompañado con las autoridades. Sí es un riesgo, a nosotros nos preocupa el hecho que esté el ducto aquí”, señala el Alcalde Vidal Llerenas.

De acuerdo con las autoridades de la demarcación, la última vez que acudió personal de Pemex y la Procuraduría General de la República (PGR) fue a mediados de diciembre, como una última verificación al sitio, el cual sigue bajo investigación, aunque a simple vista no parezca un lugar bajo resguardo.

En su momento, las autoridades capitalinas reportaron haber detenido a un responsable, de 23 años, quien fue encontrado en el lugar de la toma, de donde se sustraían miles de litros de combustible que se almacenaba en dos camionetas con cuatro tinacos de 5 mil litros cada uno.

El ducto habría sido sellado desde entonces y, de quienes se tenía registro como propietarios de la fosa, no se ha sabido desde entonces.

“Como estaban aquí en la tumba, uno no sospecha porque estaban haciendo labores, o sea, era algo normal porque ya habían pedido permiso”, relata Jean Carlo Mendoza, director de Panteones en la demarcación.

“Ya no han vuelto, nada más fueron a pedir permiso, precisamente un señor, y ya no se apareció”.

Y así como desaparecieron los dueños de la fosa, lo mismo ocurrió con el cuerpo que supuestamente fue enterrado en ella, lo que tiene a la Alcaldía igualmente perpleja.

“Tal vez optaron por tenerlo en una casa”, reflexiona Llerenas.

“Es un delito menor. No sé si debiera investigarse de oficio, llevarte un cuerpo”, señala.

 

También te puede interesar: 

 

Por desabasto, trabajan a tope y son agredidos

Lee también

Informales, 72.8% de los trabajadores en Hidalgo: STPS

Al comparecer ante diputados locales, como parte del desglose del tercer informe de gobierno de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!