Inicio / La Copa / Futbol internacional / Nuevas revelaciones de Football Leaks
President of the International Federation of Association Football (FIFA) Gianni Infantino speaks during a press conference on October 26, 2018, after a FIFA Council meeting at the Convention Center in Kigali. (Photo by Cyril NDEGEYA / AFP)

Nuevas revelaciones de Football Leaks

El PSG y el Manchester City habrían sido ayudados por la UEFA para esquivar la normativa del fair-play económico; Gianni Infantino, presidente de la FIFA, sería afín a un fiscal suizo. Éstas son algunas de las nuevas revelaciones de Football Leaks dadas a conocer este viernes.

Según esta investigación, que se apoya en “más de 70 millones de documentos” analizados “durante ocho meses por 80 periodistas de quince medios europeos (reagrupados en el consorcio EIC)”, la UEFA “habría ayudado con conocimiento de causa a los clubes (PSG y City) a maquillar sus propias irregularidades, por razones políticas”.

El fair-play económico (FPF), regla promulgada por la UEFA, prohíbe a un club participante en competición europea gastar más de lo que gana. Las sanciones pueden ir desde una simple advertencia hasta la expulsión de las competiciones internacionales.

Football Leaks denuncia, entre otros, un contrato “dudoso” que elevaría a “1.075 millones de euros prometidos en cinco años al PSG por la oficina de turismo de Catar (QTA), es decir, 215 millones de euros al año”, mientras que “dos despachos de auditoría mandatados por la UEFA valoraron ese contrato en 123.000 euros/año por uno, y 2,8 millones/año por el otro”.

Mediapart calcula de esta forma que Catar, propietario del PSG, habría inyectado “1.800 millones” en el club en siete años. Y Abu Dabi (propietario del Manchester City) habría aportado “la suma asombrosa de 2.700 millones de euros al club en siete años gracias (…) a contratos de patrocinio sobrevaluados”.

Gianni Infantino, en aquel entonces número dos de la UEFA presidida por Michel Platini, habría “negociado directamente un acuerdo con el Manchester City, provocando un cortocircuito (…) en el órgano de investigación interna, teóricamente independiente”.

Infantino habría así enviado un e-mail a los dirigentes del City con “un bonito regalo”: “20 millones de multa en lugar de 60. Los 40 millones restantes solo se deberán si el club no regresa al equilibrio económico en el futuro”.

Un correo en el que estaría en copia a Nicolas Sarkozy, antiguo presidente de la República Francesa, “ferviente aficionado del PSG, habitual del Parque de los Príncipes y gran amigo de Catar”, pero quien habría “también ayudado, en el mayor secreto, a su rival, vecino y enemigo Abu Dabi”.

El presidente de la FIFA añade que el órgano de investigación interna encargado del FPF es independiente, pero que puede “ser asistido por la administración de la UEFA, lo que incluye por supuesto al secretario general (su puesto en la época)”.

El PSG, al final, “tuvo el mismo trato, muy condescendiente”, insiste Mediapart. Hoy, el PSG es de nuevo objeto de investigación por el fair-play financiero (FPF) después de las compras de Neymar y Mbapée por más de 400 millones de euros”.

En un comunicado, el club parisino afirma “ceñirse estrictamente a las leyes y normativa en vigor”. El contrato con la QTA “es conocido por la UEFA y por el gran público desde 2014”.

AFP I París

Lee también

Inicia aventura en la Fiorentina

A sus 36 años podría haber optado por la retirada o por un exilio dorado …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!