Inicio / Noticias / Hidalgo histórico / En municipios pobres, ganan alcaldes como gobernador

En municipios pobres, ganan alcaldes como gobernador

Con una percepción bruta mensual de 80 mil 458 pesos, la alcaldesa de Apan, María Antonieta de los Ángeles Anaya Ortega, tiene el salario más alto de los presidentes municipales de Hidalgo, el cual supera por 5 mil 119 pesos al del gobernador Omar Fayad Meneses.

Además de la panista, el sueldo de otros diez ediles supera los 60 mil pesos, pese a que administran municipios en los que, con base en la medición de pobreza multidimensional del Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social (Coneval), el rezago afecta a más de 40 por ciento de sus habitantes, excepto los ubicados en la zona metropolitana.

De acuerdo con las nóminas disponibles en las páginas de internet de los ayuntamientos, en cumplimiento al artículo 69, inciso VIII, de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública de Hidalgo, Pascual Charrez Pedraza, de Ixmiquilpan, percibe 75 mil 200 pesos, sólo 139 menos que los 75 mil 339 pesos de Fayad Meneses, pero 22 mil 922 pesos más que los secretarios del gabinete y el procurador de Justicia.

La también panista Yolanda Tellería Beltrán, de Pachuca, cobra 68 mil 870 pesos; Humberto Lugo Guerrero, de Huichapan, 68 mil 307 pesos; Raúl Camacho Baños, de Mineral de la Reforma, 68 mil 250; Febronio Rodríguez Villegas, de Tianguistengo, 66 mil 376 pesos; Alejandro Amador Franco, de Metepec, 66 mil 376; Pedro Velázquez Acosta, de Zacualtipán, 66 mil 241, y Aldo Octavio Molina Santos, de Tenango de Doria, 63 mil 757 pesos.

Además, los priístas Gadoth Tapia y Moisés Ramírez, de Tula y Tepeji, respectivamente, cobran 63 mil 816 y 61mil 938 por los servicios que prestan en demarcaciones con 42.9 y 40.5 por ciento de población en pobreza.

En el resto de municipios –refiere el Coneval– también persiste vulnerabilidad por carencias sociales entre sus habitantes.

Uno ejemplo de ello es Rubén Martínez Aguilar, un hidalguense de 20 años que se dedica al aseo de calzado en el reloj monumental de Pachuca, quien es parte de 32.3 por ciento de los habitantes pobres en la capital.

Trabaja 9 o 10 horas diarias, de 9 am a 7 pm, sin descansos, dice, y cobra los sábados entre 500 y 600 pesos.

Para que Rubén gane lo que su alcaldesa en un mes, necesitaría laborar 2 años 4 meses y 9 días, sin gastar nada, si se toma la percepción más alta; sin embargo, no puede hacerlo, debido a que ayuda al sustento de su casa, donde vive con su madre y un hermano de ocho años, pues  su padre falleció.

La diferencia entre el sueldo de Tellería Beltrán y Febronio Rodríguez Villegas, de Tianguistengo, es de 2 mil 494 pesos; no obstante, en el municipio rural que administra el edil emanado del Partido Encuentro Social (PES) únicamente habitan 15 mil 122 lugareños, de ellos, 81.9 por ciento vive la pobreza.

La variación entre la ganancia de la alcaldesa y la de Alejandro Amador, de Metepec, asciende a 2 mil 494, pese a que en este municipio de la sierra Otomí-Tepehua sólo habitan 11 mil 429 personas. Seis de cada diez, con carencias por alimentación, salud, seguridad social o vivienda.

En un año, sin contar aguinaldo, el neoaliancista ganará 862 mil 888 pesos. Lo anterior significa que por cada día laboral sus gobernados le pagan 2 mil 364 pesos, lo cual equivale a 29.5 salarios mínimos.

La mejor pagada y la más “premiada”

La alcaldesa de Apan recibió el Premio Internacional Maya 2017 por desempeño público por parte de la Asociación Nacional de Municipios y el Instituto Mejores Gobernantes, la cual encabeza Galo Limón, quien también preside el Instituto Mexicano de Evaluación (Imde) que otorga “a los mejores gobernantes” el Tlatoani, distinción que ha sido rechazada por ediles que acusaron cobro a cambio del galardón.

Por su ejercicio de gobierno en 2013, el exalcalde priísta de Santiago de Anaya Fidencio Gachuz Ramírez fue distinguido con la estatuilla del Imde, el cual, según el exlegislador neoaliancista Víctor Trejo Carpio, quien fue “nominado” en 2014 como “mejor diputado”, solicita una aportación económica de 25 mil pesos.

Por no solventar 4 millones 701 mil 870 pesos de la cuenta pública del año en el que obtuvo el reconocimiento, Gachuz fue denunciado penalmente.

Criterio solicitó al municipio una entrevista con la edil de Apan sobre esta distinción y su salario, que supera el del gobernador, pero, pese al compromiso de atención cuando la alcaldesa estuviera disponible, no hubo respuesta.

La edil gobierna a 42 mil 563 habitantes; 59 por ciento viven en pobreza, según el Coneval.

Alcaldes ricos, Cabildos bien remunerados

El Cabildo de Ixmiquilpan está integrado por 15 regidores que tienen una percepción mensual bruta de 36 mil pesos cada uno, y dos síndicos que ganan 40 mil. El ayuntamiento eroga 695 mil pesos en estos salarios y el de Pascual.

 Un asambleísta de Ixmiquilpan, encargado de aprobar las percepciones salariales, gana más que los presidentes de Francisco I. Madero (35 mil 648), Emiliano Zapata (31 mil 700) o Tasquillo (29 mil 240 pesos). Un síndico en Apan recibe 37 mil 372 pesos, mientras que cada uno de los doce regidores, 24 mil 926 pesos mensuales. La asamblea, por lo tanto, cuesta 441 mil 868 pesos mensuales al municipio, si se cuenta la remuneración que recibe la alcaldesa.

Los integrantes de las fracciones edilicias cobran más que la presidenta de Huazalingo, Mily Martínez Galindo: 20 mil 844.98 pesos. 

 

 

Coordinador: Áxel Chávez

Lee también

Dos lesionados por choque entre patrulla de Metepec y un Platina  

Dos personas lesionadas y trasladadas al Hospital General de Tulancingo (HGT) para su atención médica, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

error: Alert:Nuestro contenido esta protegido !!