Home / Noticias / México / Mexicas se resisten a ser descubiertos

Mexicas se resisten a ser descubiertos

El prominente arqueólogo mexicano Eduardo Matos Moctezuma (1940) indicó que se buscan los restos de algunos gobernantes mexicas como Axayácatl, Ahuitzotl y Tizoc en el centro ceremonial Cuauhxicalco, hallado en 2015 en la zona del Templo Mayor, en la capital del país.

Durante una charla que ofreció en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) campus Cuajimalpa, comentó que “según las crónicas del siglo XVI, en el Cuauhxicalco se enterraron algunos de los gobernantes mexicas como Axayácatl, Ahuitzotl y Tizoc, y estamos tratando de encontrarlos, pero se resisten”.

El arqueólogo fundador del Proyecto del Templo Mayor hizo un recorrido por el mundo mexica para que estudiantes de esa casa de estudios tuvieran una aproximación de lo que se ha realizado en los últimos 40 años en la esquina de las calles de Guatemala y Argentina, en el Centro Histórico.

“La Conquista no logró destruir mucho de las obras de mexicas, sino que gracias a esas obras podemos penetrar en el pasado de ese pueblo”, indicó el también Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Historia, Ciencias Sociales y Filosofía 2007.

En el Aula Magna, Matos Moctezuma habló sobre los hallazgos que se han efectuado en el recinto ceremonial de Tenochtitlan a 40 años de la puesta en marcha del Proyecto del Templo Mayor.

Recordó que los trabajos del Templo Mayor iniciaron tras el hallazgo de la Coyolxauhqui el 21 de febrero de ese año, y que llevó un lustro las excavaciones para dar con el principal edificio mexica, que ocupó el lugar principal dentro del recinto ceremonial.

Cuenta que en la parte superior del edificio se conducían los adoratorios de las deidades Huitzilopochtli, dios de la Guerra, y Tláloc, dios del agua o de la lluvia, que eran una evidencia de cómo se sustentaba la sociedad mexica.

“Por un lado Huitzilopochtli, quien los guía hasta Tenochtitlan, y, del otro lado, tenemos a la producción agrícola, Tláloc. Uno representa agua y vida, y el otro, la muerte, la imposición militar. Vida y muerte, la dualidad por excelencia en el mundo prehispánico”, expresó.

Consideró que el Templo Mayor para el mexica representó el centro del universo y se trataba del lugar donde podían subir las fuerzas hacia los niveles celestes, o bien, bajar al inframundo.

Matos Moctezuma abundó que el referido proyector ha descubierto más de 180 ofrendas en el recinto mexica, siendo la ofrenda 126 una de las que más destacan por su “riqueza inimaginable”, al contener restos de felinos, serpientes, águilas reales, peces sierra y otros animales marinos, conchas, jarras, objetos de obsidiana.

El también miembro de El Colegio Nacional destacó el trabajo llevado a cabo por el Proyecto de Arqueología Urbana (PAU), creado en 1991 y bajo la coordinación de Raúl Barrera, que ha hecho excavaciones en el subsuelo del Centro Histórico, descubriendo el monolito de la Tlaltecuhtli

el 2 de octubre de 2006 y localizando importantes edificaciones como el Calmecac, el Juego de Pelota, el Templo de Ehécatl, el gran Tzompantli y el mismo Cuauhxicalco en estos últimos años.

Notimex | México

Lee también

Encuentran fuga de hidrocarburo en Grúas Gómez

Luego de que el fin de semana vecinos de Las Lajas enviaron a Criterio imágenes …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Alert: Content is protected !!